«Que berridos, que asco de borracha», son solo algunos de los improperios que ha recibido la sobrina de Isabel Pantoja por celebrar una pequeña reunión navideña en su casa.


Anabel Pantoja está pasando por unas difíciles semanas a raíz de la guerra que hay entre su tía y su primo, Isabel Pantoja y Kiko Rivera. En medio de todas las discusiones y desavenencias familiares, la colaboradora de ‘Sálvame’ intenta seguir adelante con su vida y continúa haciendo su rutina diaria. Eso sí, cumpliendo con todas las restricciones sanitarias. Así, la joven ha disfrutado de una velada pre-navideña con un reducido grupo de amigos con los que se lo ha pasado en grande catando sevillanas y bebiendo alguna que otra copa. Sin embargo, algunos de los seguidores de la sobrina de la tonadillera no vieron con buenos ojos la celebración y se lo hicieron saber propinándole varios insultos. Harta de esta situación, la prima de Chabelita les ha mandado un importante mensaje.

© Redes sociales

“Yo tan feliz, ayer era sábado, estamos en Navidad y poco podemos hacer que estar en casa y celebrarlo. Me he quedado sorprendida porque gente me tacha como de que tengo un problema con el alcohol, como que me viene de casta, que canto fatal, que qué me creo…”, ha comenzado a explicar Anabel Pantoja a través de sus historias de Instagram. “Me creo que estoy en mi casa, que estoy cantando una sevillana que me chifla y que he bebido un par de copas. ¿Aparte de eso hay algún problema más?”, continuaba.

Tras esto, ni corta ni perezosa, no ha dudado en mostrar algunos de los insultos que ha recibido por parte de varios usuarios de esta red social. «No tienes vergüenza», «Que fea y cerda eres», «Cara de caballo», «mal futuro tienes», «Que vergüenza tu familia», «Tonta eres», «Matan al cerdo, que berridos», «A parte de todo lo pava que eres, que asco de borracha«, son solo algunos de los improperios que le han mandado en las últimas horas a raíz de la velada navideña que ha celebrado en su casa.

© Redes sociales

Harta de esto, Anabel Pantoja ha vuelto a hacer hincapié en que le parecía muy triste tener que leer todos y cada uno de sus insultos y recalcaba que no entendía qué le había hecho su familia a determinados usuarios para tener que pagar ella por los demás. «¿Tonta? ¿Me conoces de algo? ¿Puedo tomarme algo en Navidad? ¿Puedo cantar en mi casa? Os juro que jamás pensé que las personas les diera coraje o rabia ver a alguien divertirse. Claro, esto lo hace Jennifer López, Maluma o Kim Kardashian y no pasa nada. Sábado, Navidad, mi casa, mi copa y mi cante, ¿dónde está el delito?«, decía de forma contundente para zanjar el tema. Además, para ponerle un toque de humor al asunto, la colaboradora de ‘Sálvame’ no dudaba en recomendar su sevillana favorita, «Ha pasado tanto tiempo» de María Colina, para que todos se aprendieran la letra de la misma.

Ha recibido más críticas este mes

© Redes sociales

Este episodio no se trata de un caso aislado. En lo que va de mes, Anabel Pantoja se ha enfrentado a varias críticas a raíz de mostrarse de lo más natural en sus redes sociales a partir de una imagen en la que aparece luciendo sus estrías, algo por lo que le preguntan constantemente para saber cómo se las cuidaba. «No te da vergüenza, Anabel», «Se pone a enseñar un estría, qué disparate», «Ya no sabes qué enseñar, siempre haciéndote la víctima. Te gusta dar pena y así te aprovechas de todos. Es la vena Pantoja. Igual igual que la Tita. Aprovechada!», «Lo único que te falta es enseñar tus partes íntimas, está bien ya de lamentaciones, no saber hacer otra cosa sino dar pena», son solo algunos de los comentarios que le escribieron sus «haters».

«La gente está fatal porque de tú enseñar una parte de tu cuerpo, además no estoy enseñando nada íntimo íntimo, que estaría en mi derecho también. Pues acabo de empezar… porque a partir de hoy voy a empezar a subir más fotos reales (aviso a criticonas porque la mayoría encima son todas mujeres)», decía de manera contundente.

Asimismo, hace unos días, tras publicar una foto en la que aparecía posando en la piscina en la que realiza su tratamiento de rehabilitación y presumiendo de su trasero. «Que vende infusiones ahora también??? No será para adelgazar porque sino es como el libro que no escribió», «Dios mío qué FOCA!!», «Salió el agua de la piscina, socorro, entró una FOCA», «Como te tires un peo haces una ola que no veas», se puede leer en la mencionada instantánea. Pero lejos de achantarse, Anabel volvió a mostrarse muy clara: «Como os gustó tanto mi trasero, aquí tenéis otra entrega».