Rocío Flores ha reaparecido escasas horas de que se emita un nuevo episodio de la docu-serie de su madre. Ana Rosa Quintana le ha dado un toque de atención


Ana Rosa Quintana siempre ha defendido con fervor a Rocío Flores. Desde que se emitieran los primeros episodios de ‘Rocío: contar la verdad para seguir viva‘, la docu-serie de Rocío Carrasco, la presentadora se ha puesto de lado de la joven. A pesar de eso, que ha sido algo público y nunca lo ha escondido, este miércoles ha decidido pararle los pies y darle un toque de atención. Rocío Flores ha acudido a su puesto de trabajo como colaboradora en ‘El programa de AR’ para comentar la nueva edición de ‘Supervivientes’. Como viene siendo habitual, ha querido aprovechar su presencia en la televisión, para mandar un mensaje a su madre.

Rocío Flores ha pedido públicamente que se emitan los 11 minutos que se han suprimido del nuevo episodio que se emite esta noche bajo el nombre de ‘Miedo‘, que se emitirá en dos partes. En la segunda parte será cuando Rocío Carrasco hable de la agresión que sufrió por parte de su hija en junio de 2012, la última vez que madre e hija se vieron las caras. «Pido a los responsables del documental y de la cadena, que quiero escuchar el testimonio de mi madre entero, quiero escucharlo, tengo todo el derecho del mundo», ha dicho.

© Telecinco.

Ana Rosa Quintana muestra su desaprobación en uno de los comentarios de Rocío Flores

Tras las preguntas de los colaboradores sobre este asunto, Rocío Flores ha dejado clara su postura: «Esta es «su» verdad. Y a partir de ahí, ya está«. Una declaración que no ha hecho ni pizca de gracia a la propia Ana Rosa Quintana y le ha dado un toque de atención públicamente: «Bueno, en este caso existe una verdad jurídica», le ha espetado la presentadora refiriéndose a la sentencia en firme que hay y que acusa a la joven de malos tratos a su madre. Una sentencia que ya es dominio público.

La pasada semana, cuando Rocío Carrasco habló de este tema en televisión, quiso aclarar que ella nunca puso la denuncia a su hija. A pesar de esto, tras la agresión acabó en el hospital y fueron los médicos los que dieron parte a la policía. Fue el Juzgado de Menores el que actuó de oficio y comenzó una investigación que terminó condenando a la joven.

Rocío Flores fue condenada por un «delito de maltrato habitual»

«Rocío Carrasco sufrió policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el dedo del pie derecho», señala la jueza. Esta sentencia, donde también se recogen algunos de los insultos que la hija le propició a la madre, dictamina que Rocío Flores cometió «un delito de maltrato habitual, un delito de maltrato, una falta continuada de amenazas y una falta continuada de injurias».