La presentadora de televisión ha vuelto a hacer una excepción y ha hablado de cómo no le gustaría que le llamara su marido y qué quiere que sí le diga.


Ana Rosa Quintana tiene las cosas muy claras. Así lo demuestra siempre públicamente en el plató de su programa, ‘El programa de Ana Rosa’. Siempre que comentan temas en la mesa del club social, la presentadora de televisión deja claro lo que piensa de todo. Es lo que le ha ocurrido este mismo jueves cuando han hablado una vez más de la supuesta ruptura entre Antonio David Flores y Olga Moreno.

En una conexión con Joaquín Prat, Ana Rosa ha escuchado que el ex Guardia Civil decía de la sevillana que era una gran mujer. A la presentadora le han chirriado estas palabras y ha dado su opinión al respecto. Ana Rosa ha querido dejar claro que prefiere que su marido, Juan Muñoz, le diga que la quiere mucho en lugar de decir que es una gran mujer. Más que nada porque ya llevan 20 años juntos.

Joaquín Prat parecía no haber entendido bien a dónde quería llegar Ana Rosa y se lo ha hecho saber. A pesar del interés del presentador por conocer más sobre este planteamiento de su compañera, Ana Rosa ha preferido quitarle hierro al asunto y decir: «Nada, nada». De esta forma, deja el mensaje para las personas que sí lo hayan sabido interpretar.

Ana Rosa Quintana habla de qué le gusta que le diga su marido

Ana Rosa Quintana plató
© Telecinco.

Es muy raro que Ana Rosa Quintana hable de su marido en el plató de su programa. La presentadora de televisión siempre ha preferido mantener en un discreto segundo plano su vida personal. Para ella es una máxima y la ha respetado siempre a rajatabla. Hizo una excepción en septiembre de 2018 cuando hablaba de la detención de su marido, que pudo volver a casa sin ninguna medida cautelar tras su detención.

Ana Rosa quiso hacer un comunicado a su audiencia

«Yo sé que algunos habéis estado preocupados y hay gente que se hace preguntas. Yo siempre doy la cara y todo lo que ocurre lo comparto aquí en mi programa con ustedes, que me siguen cada mañana. Uno de los temas que ha salido en agosto que ha sido de los más prolijos en actualidad y que salió a los medios fue la detención de mi marido. Cuando volvió a casa sin ninguna medida cautelar fue para mí un mensaje muy tranquilizador. No les voy a engañar: viví momentos de incertidumbre y preocupación. No ha sido el mejor verano de mi vida, pero tampoco el peor; hace cuatro años en julio falleció mi madre y eso sí es un dolor que te dura toda la vida», empezaba diciendo.

Ana Rosa Quintana calle
© Gtres.

Fue la primera vez que habló de su marido de manera tan desarrollada: «Lo que yo conocía es que desde hace más de diez años un hermano de Juan junto a otra persona tenían un pleito con Hacienda y, aunque Juan no formaba parte de ese pleito, él y su familia intentaban ayudarle a resolverlo. Ahora, las cosas van solucionándose y quienes tenían que decirlo ya lo han dicho ante el juez: que nadie les ha extorsionado. Mi marido está colaborando con la Justicia para que pueda cerrarse este sumario lo antes posible, así que vamos a dejar que jueces, fiscales y abogados hagan su labor y sean ellos quienes clarifiquen el caso. Confiamos y yo confío en ellos», continuó.

«Ustedes tienen que comprender que yo no soy la persona más adecuada para informar de un tema que afecta a mi familia. Con sinceridad, yo no soy capaz de tratar esto de una forma objetiva. Por su puesto, este programa les va a informar de lo que exija la actualidad. Yo les quiero dar las gracias por todos los mensajes de apoyo recibidos este verano por mis compañeros de profesión, por esta cadena y por este maravilloso equipo porque me he sentido muy arropada. Así que gracias… ¡y ahora a trabajar como siempre!», terminó diciendo. Después de esto, Ana Rosa no se volvió a pronunciar sobre este tema.