Ana Morgade a dado a luz a su primer hijo y la forma en la que lo ha hecho público ha desatado las risas de todos, tanto por la foto como por el mensaje


Ana Morgade ya es mamá, pero esta nueva condición de la que está disfrutando no le ha hecho madurar súbitamente y convertirse en una persona aburrida. Lejos de todo esto, la presentadora cómica ha vuelto a hacer alarde de su gran sentido del humor y ha anunciado la buena nueva de la llegada de su hijo de una original manera que ha conquistado a sus seguidores de Instagram, una vez más. La humorista ha decidido apostar por la naturalidad y dejarse de tanto postureo, prescindiendo de filtros que enmascaran o enturbian su belleza, cero maquillaje y, ya de paso, ni tan siquiera encuadrar la cámara para mostrar su mejor versión.

Ana Morgade ha apostado por lo mundano y es que en un día en que ha sentido la naturaleza en estado pudo tras dar a luz a su primer hijo, no estaba dispuesta a lucir como si fuese una estrella de Hollywood en una alfombra roja cuando aún sigue tumbada en la cama del hospital recuperándose del gran esfuerzo. Pero si la foto ha causado furor en las redes sociales, quizá más lo hayan hecho las palabras que la han acompañado y es que la forma en la que la presentadora explica y anuncia que ya es madre es, cuanto menos, curioso: “¿Alguien se ha sacado un ser humano del pepe?”, preguntaba con descaro y cero vergüenza, muy en su línea humorística.

Ana Morgade no pierde su esencia cómica ni tras dar a luz aún descansando del esfuerzo en la sala de partos. Nadie la frena y ese es uno de sus grandes encantos. El mensaje continúa robando carcajadas a cada frase y es que su ingenio parece no conocer límites: “Es la única foto mía que tengo de momento. No me dan un premio a la calidad, pero mi cara de haberme pasado Jumanji es real como la vida. Estoy exhausta, la virgen, esto es muy salvaje”, asegura Ana Morgade, que también ha querido tranquilizar a sus seguidores asegurando que su marido “está que no se tiene en pie” y que su bebé está en perfecto estado.

Muchos podrían pensar que la nueva condición como madre de Ana Morgade sería suficiente para hacerle sentar la cabeza, calmar su nervio y suavizar sus bromas. Pero no hay manera. Y lo aplaudimos. Ya ella misma dejaba bien clarito hace unos meses que ser madre para ella es cumplir un sueño, que le hace mucha ilusión este reto, pero que “el propósito de mi vida no es tomarme en serio absolutamente nada, ni la declaración de la renta”. Esta tarea de criar a su hijo seguro que lo hará a las mil maravillas, pero sin que por ello renuncie a su buen humor, como así ha demostrado minutos después de dar a luz.