Ana Milán se convirtió durante el confinamiento en uno de los perfiles más seguidos de las redes sociales. Su mayor baza era el humor, sin embargo, en las últimas horas ha copado titulares por un asunto que nada tiene que ver con ello. Todo comenzó cuando la actriz se hizo eco de la baja audiencia de ‘Sálvame‘, preguntando a sus seguidores el posible motivo: «¿Por qué creéis que está pasando esto?». Entonces, muchos de ellos aludieron a la serie de Rocío Carrasco como el origen de todo: «Metieron el tema de Rociito tan a saco que la gente se ha terminado hartando». Este comentario, al que ella le dio like en Twitter, ha provocado que reciba críticas e incluso amenazas, las cuales ella ha reprobado públicamente este miércoles.

«Jamás entraré en polémicas violentas. Si alguien quiere debatir, preguntar mi intención, aclarar dudas o incluso discutir, lo haré encantada. El único requisito será el respeto. No consumo veneno de nadie. Que tengáis un día bonito», ha escrito la intérprete. De este modo, Ana Milán se desvincula de cualquier polémica o mensaje de odio: «Si quieren odio que sea todo para ellos. Conmigo que no cuenten». Un mensaje ante el que han reaccionado también muchos de sus followers para apoyarla y recordarla que no se tiene que justificar por todo.

«No tienes que justificarte. Los que te conocemos de verdad y vemos más allá sabemos cómo eres. Aún así elegancia siempre«, «Es increíble ver como han manipulado esta situación para ver algo que no piensas en absoluto» o «Eres elegante hasta para gestionar este tipo de situaciones» son solo algunos de los mensajes de tuiteros que demuestran estar ahí para la actriz. Consideran que se está siendo injusto con ella y es que en ningún momento ha cargado contra Rocío, ni nada similar.

Su opinión sobre Rocío Carrasco

Nos remontamos al mes de abril de 2021, fecha en la que ya había comenzado la docuserie de Rocío Carrasco. Ana Milán fue preguntada por un seguidor que quería saber a quién creía, si a Antonio David Flores o Rocío Carrasco, cuestión a la que respondió sin pelos en la lengua: «Yo soy actriz y os puedo asegurar que ningún actor puede estar horas llorando de esa manera sin que la lágrima se gaste. No hay actriz que te haga eso. No sé cuánta parte de verdad hay, desde mi punto de vista y mi emoción mucha. Creo que es muy importante escuchar y no hacer juicios que condenen antes. Es muy importante que la justicia sea quien condene. Pobrecita, a mí me tocó eh», dijo hace un año.