Año y medio después de la muerte de Chiquetete, su hija, Alma Cortés Bollo habla de la relación que mantuvo con él en sus años de vida


Alma Cortés Bollo siempre se ha mostrado muy discreta tras la muerte de su padre, Chiquetete, que falleció en diciembre de 2018. La hija de Raquel Bollo no fue al funeral del artista debido a la escasa relación que mantuvo en los años de vida de Chiquetete con él. Mientras que su hermano, Manuel Cortés, sí que asistió a despedir a su padre, e incluso se sentó en un plató de televisión para hablar de él, Alma se mantuvo al margen. Ahora, por primera vez, habla de su relación, de la herencia y la pensión de orfandad.

Alma Cortés ha hablado sobre la herencia de su padre

Alma ha repasado en su último vídeo de MTMAD algunos de los rumores que se han hablado de ella en los últimos meses. Incluso sobre su relación con Chiquetete y el día que se dijo que estaba en pie de guerra con la familia por la herencia de su padre. Alma ha querido ser clara al respecto: «¿Qué herencia? ¿A ustedes le han llamado para alguna herencia? A mí no. Ni quiero ni me interesa. ¿Qué herencia? Ya sabéis que cómo fue la relación con mi padre», ha comenzado diciendo.

Después ha aclarado cómo fue la relación con su padre: «En mi caso, conmigo, ha sido nula. ¿El por qué? No lo sé. Y me quedaré sin saberlo el resto de mi vida. No quiero entrar mucho en este tema, pero yo no me he peleado con nadie y a mí no me ha llamado nadie. Nada de nada», ha sentenciado antes de entrar en otro tema peliaguado, la pensión de orfandad que habría pedido tras la muerte de Chiquetete: «¿Qué es lo malo? Yo he trabajado desde que he podido trabajar y no por necesidad. A mí nunca me ha faltado un plato en la mesa ni el vaquero que he querido ni la ropa que he querido ni el dinero para salir que he querido. Ha llegado una edad en la que yo he querido ser económicamente independiente. Éramos tres y yo no me sentía bien pidiéndole a mi madre «dame 30 euros para salir»», ha comenzado diciendo.

Ha confirmado que pidió la pensión de orfandad

Para después explicar a lo que se refería: «¿Por qué? Tengo dos piernas, tengo dos manos, tengo un cuerpo y 18 años… ¿por qué no puedo trabajar? Pues trabajé señor y señoras. Que la gente me dice «vete a trabajar». Stop. Yo estoy aquí con la cámarita trabajando y he trabajado muchísimo. He trabajado en catering sirviendo comida, en bares, en restaurantes de alto prestigio que por mí misma me lo he ganado. He trabado poniendo copas, en ferias en la barra…». Alma ha confirmado que efectivamente ha pedido la pensión de orfandad: «¿Si pedí la pensión de orfandad? Pues sí, porque me corresponde. Soy huérfana de padre. Creo que me corresponde. ¿Le hago daño a alguien? ¿Pagáis ustedes la orfandad? Me la da el Estado y es un Derecho que tenemos todos los que hemos perdido a un padre».