El cantante se ha despedido del padre de su exmujer, la modelo Jaydy Michel, tras su muerte con un mensaje muy especial, que no ha dudado en acompañar con una bonita foto en la que también aparece su padre.


Alejandro Sanz y Jaydy Michel se dieron el ‘sí, quiero’ en diciembre de 1.999 y dos años después dieron la bienvenida a su hija llamada Manuela. En 2004 decidieron poner fin a su matrimonio, pero la buena relación siempre ha existido entre ellos. De hecho, de esos años guardan bonitos y especiales recuerdos. De estos recuerdos ha tirado hace apenas unas horas el cantante, que con una foto preciosa se despedía del padre de la modelo.

«Hay personas destinadas a conocerse y a quererse. Mi padre y el de @jaydymichel, el abuelo de mi niña Manuela, eran de ese tipo de personas. Ellos, en clave de humor, se hacían llamar “Tinto y Tekila”. Hoy, nos despedimos con pena y con la seguridad que estarán entre rumbas y rancheras allá donde estén. Ya te echamos de menos», escribía Alejandro Sanz con un foto de su padre junto al padre de Jaydy Michel en un salón mientras uno toca la guitarra y el otro canta.

Su hija Manuela, con la que el cantante mantiene una relación estupenda, no ha dudado en comentar la foto, mostrándose muy agradecida a su padre por el bonito detalle que ha tenido al publicar este bonito recuerdo: «Te amo papi ❤️ gracias», le decía cariñosa después de leer las palabras que había dedicado a su abuelo.

Por su parte, Jaydy Michel hacía lo mismo en su cuenta de Instagram, donde anunciaba la triste pérdida con un mensaje muy emotivo: «Hoy he despedido al hombre que marcó mi vida. Mi padre ha partido rodeado de su familia, de amor, de palabras de agradecimiento y caricias… una vida llena de aventuras, de alegría, de energía, de música, boleros, de chistes y bromas que tanto lo caracterizaban…», empezaba diciendo con tristeza.

«Hace unos días, ya enfermo, me contaba que soñó llegar en una nube a una cena donde estaban todos sus familiares que ya han partido: mis abuelos, algunos tíos, primos, amigos suyos y hasta vio al cantante Marco Antonio Muñiz que tanto le gustaba escuchar… estoy segura que ya estás ahí con todos ellos disfrutando de una fiesta en tu honor…», continuaba diciendo la modelo.

View this post on Instagram

Hoy he despedido al hombre que marcó mi vida. Mi padre ha partido rodeado de su familia, de amor, de palabras de agradecimiento y caricias… una vida llena de aventuras, de alegría, de energía, de música, boleros, de chistes y bromas que tanto lo caracterizaban… hace unos días, ya enfermo, me contaba que soñó llegar en una nube a una cena donde estaban todos sus familiares que ya han partido: mis abuelos, algunos tíos, primos, amigos suyos y hasta vio al cantante Marco Antonio Muñiz que tanto le gustaba escuchar… estoy segura que ya estás ahí con todos ellos disfrutando de una fiesta en tu honor… me quedo triste porque te voy a extrañar pero feliz de haberte podido acompañar y haberte tenido todos estos años en mi vida papá… él llevaba años con dos diferentes tipos de cáncer, y luchó siempre para salir adelante, no tenía miedo a morir, siempre decía que estaba en paz y tranquilo para poderse marchar en cuanto Dios lo mandara llamar, hoy te llamó y acudiste a su lado, descansa en Paz papá. Te llevaré en mi corazón por siempre y cada chiste que escuche o que yo cuente estaré pensando en ti… #TeAmoPapá #OctavioMichelPeiro

A post shared by Jaydy Michel (@jaydymichel) on

Jaydy ha querido compartir el vacío tan grande que siente: «Me quedo triste porque te voy a extrañar pero feliz de haberte podido acompañar y haberte tenido todos estos años en mi vida papá… él llevaba años con dos diferentes tipos de cáncer, y luchó siempre para salir adelante, no tenía miedo a morir, siempre decía que estaba en paz y tranquilo para poderse marchar en cuanto Dios lo mandara llamar, hoy te llamó y acudiste a su lado, descansa en Paz papá. Te llevaré en mi corazón por siempre y cada chiste que escuche o que yo cuente estaré pensando en ti… #TeAmoPapá #OctavioMichelPeiro», apuntaba.

El pésame de Raquel Perera a Jaydy Michel

La que no ha dudado en darle el pésame a la modelo ha sido la expareja de Alejandro Sanz, Raquel Perera, que ha escrito un bonito mensaje en la publicación con la que Jaydy se despedía de su padre. Lo ha hecho con un escueto pero contundente mensaje: «Un beso enorme a toda la familia ❤️», le dedicaba con tristeza.

A pesar de que su relación con Alejandro Sanz había sido estupenda tras su separación, parece que ahora la situación es muy diferente. Ya ha pasado un año desde que Alejandro Sanz y Raquel Perera anunciaran a través de sus respectivas cuentas de Instagram que ponían fin su relación. Entonces utilizaban el mismo mensaje para expresar públicamente que rompían de manera amistosa, porque «nuestra familia está por encima de cualquier cosa».

Tras más de una década juntos y dos hijos en común, tenían claro que deseaban terminar cordialmente. “Somos una familia y siempre lo seremos. Decidimos amarnos para siempre y así será. Lo eterno tiene la complejidad y la ventaja de transformar las maneras de amarse en otras direcciones, sin destruir el cariño, la lealtad y la responsabilidad conjunta sobre nuestros hijos», decían.

En todo este tiempo, al menos en apariencia, reinaba la calma y la armonía entre el cantante y la madre de sus hijos pequeños. Todo parecía ir sobre ruedas. En sus respectivos perfiles sociales no ha habido rastro alguno de rencillas o rencores entre ellos. Lo suyo parecía ser una separación ejemplar. Reinaba el buen rollo entre ellos. Cada uno había tomado un rumbo distinto, pero lo cierto es que en el ambiente no reinaba tanta paz ni tanto amor como se intuía.

De momento, la que fuera asistente del cantante le ha pedido 40.000 euros al mes para mantener a sus pequeños. También ha exigido un pago retroactivo desde julio de 2019, pues estima que su ex no le ha pagado lo suficiente durante este año que han estado separados.

Además, reclama el reparto equitativo de los bienes que adquirieron durante los doce años que permanecieron juntos. ¿El motivo? Desde que empezó su idilio se dedicó en cuerpo y alma a la carrera profesional de Sanz. Asumiendo, entre otras cosas, la presidencia de Gazul Producciones, una de sus empresas, sin cobrar un duro por ello. Y haciéndose cargo al cien por cien del cuidado de de la familia. Algo que hizo con “extraordinaria devoción, sacrificio y contribución al marido y a los hijos”.