Alejandra Rubio ha dado un paso atrás y ha apostado por no airear los trapos sucios de su familia, decisión tomada tras reconciliarse con su tía, Carmen Borrego.


Cuando Alejandra Rubio destapó su enfrentamiento con Carmen Borrego su propia familia se quedó boquiabierta. Ni siquiera su tía era consciente del problema que existía entre ellas, por lo que cuando la joven espetó en ‘Viva la vida’ que apenas tenían relación dijo estar «flipando en colores», según sus propias palabras. Su reconciliación parecía una quimera, la hija de Terelu Campos solo quería aclarar lo sucedido cara a cara y fue hace tan solo unos días cuando charlaron para acercar posturas. Un paso con el que sus seres más queridos respiraron tranquilos y tras el que se encuentran felices. De hecho, la propia Alejandra ha cambiado radicalmente su actitud después de la guerra pública que ha vivido con Carmen Borrego, de la que, además, es compañera de trabajo. Lejos de avivar nada entre ellas, la colaboradora de televisión prefiere restar importancia a su distanciamiento, tal y como puedes ver en el vídeo que te mostramos a continuación.

Vídeo: Gtres

En él se puede ver a Alejandra Rubio mucho más calmada y sin gana alguna de conflictos. Su intención ha sido enterrar el hacha de guerra y todo apunta a que no desea airear de nuevo los problemas que puedan tener lugar en el clan Campos. Este fue el deseo que pidió María Teresa Campos a los suyos hace tan solo unos días, tal y como publicó SEMANA. Esta revista pudo saber que la presentadora estaba molesta con que los medios de comunicación supieran que existía este enfrentamiento entre ellas, más aún si se tiene en cuenta que fue su propia nieta la que descubrió lo sucedido. Será muy pronto cuando su nuevo programa vea la luz y ella estaba preocupada porque todo este tsunami eclipsara su retorno televisivo.

Las principales protagonistas de este desencuentro desvelaron hace tan solo unos días que habían aclarado todo punto por punto, aunque no querían entrar en detalles. «Nadie sabe lo que realmente ha pasado y yo no lo voy a contar. Está todo aclarado», explicó la joven frente a las cámaras. Su reunión fue privada, pero las cámaras captaron parte de su cara a cara en una terraza en la que hubo todo tipo de momentos: desde algunas sonrisas a muchos aspavientos que reflejaban molestia y enfado por parte de Alejandra. Eso sí, lejos de apaciguarse todos los escenarios para Alejandra Rubio, lo cierto es que este lunes se le volvieron a complicar. Kiko Matamoros estalló como nunca contra ella, lo que de nuevo vuelve a ponerla contra las cuerdas. 

© Gtres

Después de que Kiko Matamoros dijera que el verdadero motivo de la pelea entre Alejandra y Carmen eran los celos, ella lo desmintió tajantemente. El tertuliano de ‘Sálvame’ asegura que ella es su fuente, aunque no directa, por lo que no le consentirá que dé un paso atrás. «Contigo he tenido un comportamiento que deberías agradecer y yo no te pido que me des la razón, pero no me desmientas en público porque yo me decido a esto. Y mi credibilidad no la vas a poner tú en cuestión, ni mis fuentes, ni mi profesionalidad. Lamento mucho tener que decir esto en público, pero ya que has tenido ese atrevimiento de desmentirme el público, te aviso que es la última vez que te lo admito. Y es la última vez que al darte un capotazo me metes la cabeza», dijo Kiko.