Quedan apenas unos días para conocer a la ganadora de ‘Gran Hermano VIP’. Aunque los nervios están a flor de piel, las finalistas encuentran huecos para disfrutar de conversaciones sobre cómo era su vida fuera de la casa antes de que entraran para concursar.

Alba Carrillo todavía está en una nube después de recibir en pleno directo una carta de Santi Burgoa, donde le decía, entre otras cosas, que la estaba esperando. Este mensaje cogió muy de sorpresa a la colaboradora de televisión, que no ha parado de hablar esta semana de este bonito detalle.

«Ya me encantaba, pero aquí me he dado cuenta de que me súperencanta», comentaba después de recibir la sorpresa. Sus compañeras se han interesado por cómo empezó la relación entre la modelo y el periodista. «Lo conocí en maquillaje en Mediaset. Yo estaba con Courtois y él habló de ese tema en su programa. Mi amigo Miguel Ángel Nicolás cuando llegaron un día a maquillaje dijo «Alba, mira el móvil». Yo miré el móvil y me puso mira lo que te he traído», empezaba explicando.

«Santi habló un día en su programa del tema de Courtois y habló súper bien de mí, y Miguel Ángel Nicolás me dijo que estaba en maquillaje. Entonces, le di mi número y le dije: “Para que cotejes bien la información”, continúa explicando con una sonrisa en la cara a sus compañeras.

«Me llamó esa misma tarde y me dijo que si nos veíamos. Le invité a mi casa a comer una pizza, porque estaba sola, que mi hijo estaba celebrando el día del Padre. Le mandé mi dirección ¡y resulta que era mi vecino! No me lo podía creer. Encima hetero, en Telecinco, que eso es un bien preciado”, decía entre risas.