Después de tenerla ocho años en privado, Sassa de Osma ha abierto al público su cuenta en Instagram. Hay fotos inéditas de su boda, viajes, cenas con su marido y amigos…


Por fin se destapa uno de los secretos mejor guardados: el Instagram de Sassa de Osma. La esposa de Christian de Hannover (hijo del polémico Ernesto de Hannover) es una de las jóvenes más distinguidas y estilosas de la actualidad, motivo por el cual cada una de sus salidas es analizada a fondo. Sin embargo, la llamada ‘princesa de los Andes’, por su origen peruano, es discreta y poco dada a exponerse en sociedad. Ese era el motivo por el que había decidido mantener su cuenta en privado, solo disponible para los seguidores a los que ella aceptaba. Ahora, en cambio, ha decidido abrir su Instagram al público y todos y cada uno de nosotros podemos atisbar muchos retazos de su vida. Eso sí, solo los que ella desea compartir con el mundo. Que no son todos…

Lo que sí hemos visto es otra ‘cara’ de Sassa. A través de estas fotografías, su estilo impecable y su perfección en las formas dan paso a una joven más relajada, capaz de mostrarse en biquini, posando durante sus viajes en lugares con encanto (Ibiza, la India, Perú, Atenas…) o simplemente feliz en familia, junto a sus amigos y con su marido. Hay una foto con su cuñado, Ernesto Augusto de Hannover, la mujer de este, Ekaterina Malysheva. Por cierto, también descubrimos algunas fotos inéditas de su boda religiosa con Christian de Hannover, que se celebró en Lima (Perú) el 16 de marzo de 2018. En definitiva, un escaparate en el que es más ella misma.

Redes sociales.

Aunque hay excepciones. Llama la atención que no haya subido ninguna fotografía con sus hijos, los mellizos Nicolás y Sofía, que nacieron el 7 de julio de 2020 en Madrid. Durante todo este año no ha querido que nadie más allá de su círculo íntimo vea a sus pequeños. Tampoco los rincones de su casa, y eso que nos encantaría comprobar cómo traslada su gusto en el vestir a su entorno decorativo. Hay que recordar que Sassa reside con los suyos en la capital de España, donde lleva una vida tranquila, entre el cuidado de sus hijos y sus labores como diseñadora de complementos con Moi&Sass, la marca que montó con una socia y amiga.

Lo cierto es que Sassa de Osma tampoco es demasiado activa en esta popular red social. En los años casi ocho años que lleva abierto su Instagram apenas se cuentan 30 publicaciones y a fecha de hoy presume de 27.500 seguidores. Una cifra muy lejos de otras famosas ‘influencers’, pero que no dudamos de que va a ir creciendo ahora que está disponible sin cortapisas. El último post es muy reciente y la retrata ante el colorido cubo del Centro Pompidou de Málaga, como muestra de su pasión por el arte. Ya esperamos con curiosidad sus próximas entregas…