La felicidad es máxima en la Corte Real Hachemita. Una vez más, desde palacio suenan de nuevo campanas de boda. La reina Rania de Jordania ha anunciado en su perfil de Instagram el compromiso de su hijo mayor, el príncipe heredero Hussein bin Al Abdullah con su novia, una joven llamada Rajwa Khaled. “¡Nunca pensé que fuera posible guardar tanta alegría en mi corazón! Felicidades a mi primogénito, el príncipe Hussein, y a su preciosa futura novia, Rajwa”, ha escrito la reina junto a las imágenes en las que aparecen los jóvenes casaderos.
Rania de Jordania Hussein bin Al Abdullah 4
Instagram
En la pedida, tal y como ha mostrado la reina en las plataformas digitales, estuvieron también los príncipes Hassan, Ashem, Ali, Hashim, Ghazi y Rashid, además de otros miembros de la familia Al Saif. En las instantáneas se puede ver a Hussein, muy elegante con traje clásico negro y la tradicional hatta jordana sobre la cabeza. A su lado posa Rajwa, con un conjunto de dos piezas en tonos suaves. En otras imágenes se puede ver a la pareja acompañada del resto de la familia, en una terraza que bien podría ser la de palacio, donde posaron en unas fotos para el recuerdo.

La futura esposa del príncipe Hussein estudió arquitectura en Nueva York

Tras finalizar sus estudios de educación secundaria en Arabia SaudíRajwa Khaled estudió Arquitectura en la Universidad de Syracusa, en Nueva York. Su familia  pertenece a la tribu subai y es una de las más reputadas en Riad. Tienen parentesco con los jeques de la ciudad de Al-Attar en Sudair, Néyed, en la península arábica.
Rania de Jordania Hussein bin Al Abdullah 2
Instagram

El último año ha estado marcado de adversidades para la Familia Real de Jordania. En octubre de 2021, el rey se vio implicado en una investigación periodística a nivel internacional conocida como los ‘Papeles de Pandora’. Esta sacaba a la luz los presuntos negocios ilícitos de multitud de personalidades famosas, entre ellos el rey Abdullah de Jordania, al que se ha acusado de desviar 100 millones de dólares en cuentas en el extranjero para adquirir 14 casas de lujo en Estados Unidos y Reino Unido. A través de un comunicado oficial, el rey hachemita admitió que esas propiedades son suyas, pero que no hay nada ilegal en su compra, ya que la legislación jordana no obliga al monarca a pagar impuestos por ellas. Según el monarca, estas informaciones son «inexactas, infundadas y difamatorias», encaminadas a dañar su reputación  y credibilidad de Su Majestad. «La Casa Real rechaza categóricamente todas las informaciones que distorsionan los hechos y presentan información engañosa y conclusiones no sustentadas, al tiempo que se reserva su derecho a adoptar medidas legales», aseguraba el comunicado. También se vería de nuevo cuestionados por el descubrimiento de un dinero del matrimonio en cuentas suizas, que justificaron alegando que habían vendido un avión del fallecido rey Hussein.

Además de esto, cabe recordar el escándalo que señalaba al hermano del rey Abdalá por haber participado en un complot para derrocarlo. Todo esto sin mencionar los problemas de salud del marido de la reina Rania. El pasado abril, este tuvo que ser trasladado de urgencia a Frankfurt, en Alemania, para tratar una hernia de disco que le provocaba unos dolores muy fuertes. La operación fue un éxito, pero un mes después, en mayo, recibieron la peor de las noticias: la muerte del padre de Rania de Jordania.

Rania de Jordania Hussein bin Al Abdullah 1
Instagram

Este el segundo anuncio de una boda real en menos de dos meses. El pasado 6 de julio conocíamos la noticia de otro enlace real en el clan: el de la princesa Imán, segunda de los cuatro hijos de los reyes Abdullah y Rania de Jordania. «Felicidades, mi queridísima Imán; tu sonrisa siempre ha sido un regalo de amor que he atesorado desde el día en que naciste. ¡Os deseo a ti y a Jameel una vida llena de amor y risas!», escribía una felicísima Rania desde su perfil de Instagram, donde la siguen 6.9 millones de personas.

 

Rania de Jordania Hussein bin Al Abdullah 3
Instagram