Mette-Marit es una de las royals que más interés suscita por el secretismo que se cierne en torno a ella, así como por sus sonadas ausencias de la vida pública. Aquejada desde hace años de fibrosis pulmonar, su agenda pública se ha visto reducida en consecuencia y cada vez es más complicada verla. 

La mujer de Haakon de Noruega ha tomado una drástica decisión en las últimas horas que ha generado incertidumbre entre los noruegos y que ha hecho saltar todas las alarmas en torno a su verdadera situación. 

La nueva desaparición de Mette-Marit que vuelve a generar mucha dudas sobre su delicada salud

¿Dónde está Mette-Marit? La pregunta ha sido una constante en la vida de la princesa, a pesar de que, durante su última aparición pública, nada hacía sospechar que esta cuestión volviera a resurgir con fuerza. La última vez que la vimos fue la semana pasada. La mujer del heredero al trono de Noruega acudió a una de sus citas por antonomasia: un viaje en el tren de la lectura con el que, cada año, busca incentivar esta actividad entre los jóvenes y adultos. Leer es una de sus grandes pasiones, valga el apunte, de ahí su apoyo sin condiciones. De hecho, ella misma se define en su Instagram como "ratón de biblioteca". 

Kate Middleton y el escándalo que esconde su casa

También te interesará

La prensa británica saca a la luz una infidelidad llevada a cabo en la casa de Kate Middleton y el príncipe Guillermo

Muy sonriente y accesible, la princesa sacó su mejor versión y hasta se prestó para protagonizar un vídeo en solitario que, posteriormente, su equipo de comunicación o ella misma, no se sabe a ciencia cierta, difundió a través de su cuenta oficial de Instagram. Un movimiento que, a propósito de su última decisión, ha pasado a mejor vida. El perfil de Mette-Marit ha quedado en el más absoluto oscurantismo y, ahora, solo las personas que la siguen podrán ver sus actualizaciones más recientes, que ya no son accesibles al común de los mortales

Mette-Marit de Noruega

La princesa Mette-Marit en una foto de archivo. 

Gtres.

El insólito movimiento de la mujer de Haakon de Noruega que rompe con su usual 'transparencia'

Nadie ajeno a la casa real noruega entiende este cambio de rumbo de 180 grados de Mette-Marit. De acuerdo con una fuente cercana a la familia real noruega, el motivo detrás de este movimiento responde a una estrategia de centralizar todo lo que tenga que ver con la corona en una sola cuenta. Sin embargo, estas explicaciones extraoficiales no han convencido a todos. De la noche a la mañana, la mujer de Haakon de Noruega ha optado por cerrar sus redes sociales y borrar alguna de las imágenes que hacían parte de su colección 'abierta' a sus seguidores más fieles y los que no.  

portada mette marit de noruega posa en su casa de Skaugum

También te interesará

Mette-Marit de Noruega nos enseña su espectacular casa tras una reforma de lujo silencioso

Una de las grandes cualidades que siempre ha alabado la opinión pública noruega es lo transparente y natural que se ha mostrado Mette-Marit en su versión digital. Las redes sociales de la nuera de Harald de Noruega eran una combinación de su perfil más institucional y el más íntimo y familiar. A través de su Instagram, la princesa mostraba su trabajo y su intimidad, permitiendo que sus conciudadanos la conocieras más íntimamente. Sobre todo desde 2018, coincidiendo con el anuncio de la fibrosis pulmonar que padece y que ha reducido su agenda pública desde entonces. 

Con el insólito movimiento de restringir el acceso a su contenido, Mette-Marit se blinda más allá de los cerca de 280 mil seguidores que tienen acceso a su cuenta. Pero no ha sido lo único que ha limitado: también ha eliminado la opción de dejarla comentarios en sus publicaciones. La royal no siempre tuvo su perfil abierto a los curiosos, solo desde 2014. Ahora, una década después, ha dado un paso atrás y vuelve a repetir patrón a pesar de que era uno de los miembros de la familia real que más fans aglutinaba a su alrededor. 

Haakon y Mette-Marit, en un retrato oficial.

También te interesará

Haakon y Mette-Marit de Noruega siguen los pasos de Letizia y Felipe (aunque el resultado no es tan bueno)

La enfermedad de Mette-Marit que tiene a los noruegos en vilo

Han pasado cinco años desde que se dio a conocer la fibrosis pulmonar crónica que sufre Mette-Marit. Se trata de una afección degenerativa que cicatriza el pulmón y que ha obligado a la esposa del príncipe Haakon a reducir sus compromisos oficiales. De hecho, cada vez es más inusual verla atendiendo eventos al lado de su marido. Una realidad que se ha notado con el paso de los meses, a pesar de que la casa real noruega haya tratado de dar normalidad al tema de su enfermedad.

Ante la insistencia de la opinión pública de aquel país por la sonada desaparición de su princesa, la institución que preside Harald V tuvo que salir al paso con un comunicado. "La Princesa heredera también será menos activa en el futuro y no tiene ningún evento oficial previsto para esta semana ni para las vacaciones de otoño”, rezaba el escueto documento. Con este paso inédito, la salud de Mette-Marti vuelve a estar en el centro del debate público y generar un sinfín de especulaciones.