Felipe de Grecia se ha casado en secreto con su pareja, Nina Flohr, en un enlace en la que apenas ha habido presencia real.


El primo del rey Felipe, su tocayo, Felipe de Grecia, ha contraído matrimonio en el más absoluto secreto con su pareja, Nina Flohr. Por ello, ni siquiera han acudido invitados de la Casa Real a esta ceremonia que ha estado marcada por medidas en las que sí se cumplía con lo acordado contra el coronavirus. Se celebró este fin de semana, concretamente el sábado en Saint Moritz (Suiza) a las 11 de la mañana y ante muy pocos asistentes. Entre ellos, destacó la presencia de los testigos, el rey Constantino II de Grecia y el padre de la novia, Thomar Flohr.

[/lista_enlaces]

Eso sí, son muy pocos los datos que se han dado a conocer, ya que, según han asegurado a través de un comunicado de prensa, todo se conocerá a su debido tiempo. Un enlace que no era del todo inesperado, ya que los novios llevaban varios años juntos, a pesar de pertenecer a mundos completamente dispares. Ella es hija de un conocido empresario que posee una compañía aérea y él pertenece a la realeza, pero ahora su vida ha dado un giro radical. Nina tras este ‘sí, quiero’ se convierte en la nueva princesa de Grecia y lo hace en un enlace que se anunció el pasado mes de septiembre.

«Sus Majestades el rey Constantino y la reina Ana María están encantados de anunciar el compromiso de su hijo menor, el príncipe Felipe, con Nina Nastassja Flohr, hija de Thomas Flohr y Katharina Flohr. Nina y Felipe se comprometieron en la isla de Ítaca, en Grecia, a principios de este verano. Los detalles de su boda se darán a conocer a su debido tiempo», dijeron en un comunicado. Por su parte, en sus redes sociales no ha compartido ninguna imagen del enlace, lo que evidencia que no querían dar pábulo a su boda hasta que se confirmara públicamente.

Todavía es una incógnita en qué lugar residirá la pareja finalmente y es que Nina en este momento tiene su residencia en Londres, siendo muchos los viajes que realiza por cuestiones laborales. La joven de 33 años trabaja mano a mano con su padre, de hecho, ocupa un puesto de mano en VistaJet: el de directora creativa de la empresa. Un cargo que le obliga y a la vez le permite viajar continuamente, haciendo así lo que más le gusta y cuyos lugares suele enseñar en sus redes sociales, una ventana en la que muestra la vida tan acelerada que lleva.

Redes sociales

En ellas confirmó su boda hace tan solo unos meses y se deshizo en halagos hacia el que era entonces su prometido, unas palabras que demostraron una vez más lo enamorada que estaba de su pareja. «Mi queridísimo Felipe. Te quiero hoy, te querré mañana y siempre. Nos haces más felices, mejores y más fuertes. No puedo esperar a pasar el resto de nuestras vidas juntos», dijo Nina.