Alberto y Charlène, juntos en Santa Devota: ¡Arde Mónaco!

Los Príncipes retomaron su agenda oficial conjunta para presidir los actos de la festividad de Santa Devota, patrona de Mónaco. Solo hubo una notable ausencia...

Los Príncipes no faltaron a una tradición muy querida en Mónaco, la fiesta de Santa Devota, patrona del Principado, que tiene lugar el 27 de enero. Este año no acudieron solos, si bien se hizo notar una notable ausencia: llevaron a su hijo y heredero, Jacques, pero no a Gabriella.

10La ausencia de la pequeña Gabriella

Alberto y Charlène llegaron a la cita acompañados por el pequeño, de cuatro años, que iba de la mano de su padre. No se facilitó el motivo por el cual su hermanita no asistió, como si había hecho en las ediciones anteriores. La última vez que la vimos fue hace unos días, en una de las jornadas del Festival Internacional de Circo de Montecarlo. Quizás estaba malita…

Leer más: Alberto con sus mellizos en el circo… Todos menos Charlène.

9Con un abrigo de Gucci

Jacques iba muy elegante vestido con un abrigo cámel con dos bandas tricolor en los bolsillos de la firma Gucci. Su precio: 720 euros.

8Muy pendientes del heredero

7Charlène, con un abrigo de cuadros

Por su parte, la princesa Charlène eligió para la cita un conjunto en tonos claros, en el que llamaba la atención su abrigo de lana de cuadros y con capucha de la firma Loro Piana. Esta vez se puso pantalones y unas botas altas de ante.

6La quema de la barca de Santa Devota

Siguiendo una antigua tradición, la familia se desplazó al Puerto Hércules de Mónaco, donde tuvo lugar la quema de la barca, un acto simbólico para conmemorar el martirio de Santa Devota.

5La patrona de los Grimaldi

Cuenta la leyenda que un pescador quería robar las reliquias de la santa y para castigarlo, otros pescadores le quitaron su barca y la quemaron como símbolo de sacrifico. Son los Príncipes reinantes de Mónaco los que presiden cada año la celebración, y es que Santa Devota también es la protectora de la familia Grimaldi.

4Alberto y Jacques prendieron la barca

De hecho, ellos son los encargados de prender fuego en primer lugar las ramas y hierbas con las que cubren un bote, dando comienzo a la festividad. Con mucho cuidado, Alberto y su hijo se acercaron y juntos acercaron la tea.

3Alberto y Charlène, de nuevo juntos

Hacía unas semanas que no se veía en público a Charlène, justo desde las navidades. En este tiempo se sabe que viajó con sus dos hijos a Nueva York, tal y como relató en sus redes sociales. Eso sí, en ellas no se informa de si Alberto les acompañó. A su regreso, la Princesa tampoco estuvo presente en el Festival Internacional de Circo de Montecarlo, donde sí aparecieron Jacques y Gabriella.

2Tras la quema de la barca tuvieron lugar los fuegos artificiales

1Una cita imprescindible en el Principado

La festividad de Santa Devota es uno de los grandes momentos del año en el Principado. Y aunque siempre se apunta a la frialdad del matrimonio de Alberto y Charlène, lo cierto es que siempre acuden juntos y haciendo equipo. Al día siguiente se celebró la tradicional misa en la catedral de Mónaco y la pareja, de nuevo con su hijo Jacques, estuvieron presentes.