Tras su vuelta a Madrid, Victoria Federica empieza a reencontrarse con otros familiares, pero acompañada de un gran amigo.


Victoria Federica y su novio, Jorge Bárcenas, han pasado el confinamiento en una finca privada de Jaén, en compañía de unos amigos. Sin embargo, hace apenas unas semanas, la pareja del momento decidía poner rumbo de nuevo a Madrid, ya que la situación estaba mucho más relajada, a pesar de que continúa estando vigente el Estado de Alarma.

Hemos visto a la pareja disfrutar de planes de lo más románticos, pero ahora que la capital se encuentra en plena fase 2 de la desescalada, toca reencontrarse con amigos y con sus familiares. De hecho, este pasado miércoles, Victoria Federica, en compañía de un amigo, Juan Urquijo Moreno, nieto de Teresa de Borbón Dos Sicilias, prima del rey Juan Carlos, tuvieron una cita de lo más agradable con la Infanta Margarita, la hermana de su abuelo, Don Juan Carlos.

La hija de la Infanta Elena quedó para disfrutar de una agradable comida en uno de los restaurantes más conocidos del barrio Salamanca en la capital española. Victoria Federica ha pasado los dos meses de confinamiento en un convivencia con su novio, con el que jamás había vivido tanto tiempo seguido. Pero, una vez que Madrid alcanzó la fase 1, Victoria Federica regresó a su casa en la capital, donde se reencontró con su madre.

Después de reencontrarse con sus padres -la Infanta Elena aseguró hace unos meses sentirse preocupada por sus hijos-, Victoria Federica ha empezado a quedar con sus amigos y también con otros miembros de su familia, a los que también ha echado tanto de menos durante estos tres meses de confinamiento.

Victoria Federica se reencuentra con la Infanta Margarita en Madrid

Una de las primeras personas con las que ha querido quedar la joven ha sido con un amigo, con el que ha ido a visitar a la Infanta Margarita, con la que tiene una increíble relación, según muestran las imágenes que os mostramos. La cara de Victoria Federica antes de llegar al encuentro de la Infanta, que ya se encontraba en el restaurante, lo dice todo.

Y es que sin soltar la mano de su gran amigo, la hija de la Infanta Elena sonreía. Parece que la joven tenía muchas ganas de verla. Después de los saludos, Victoria Federica y su amigo se sentó en la mesa que ya habían cogido y disfrutaron de una animada conversación. Después de disfrutar de este planazo, Victoria y su amigo acompañaron a la Infanta Margarita a pasear por las calles de Madrid.

Un confinamiento en pareja

Victoria Federica y Jorge Bárcenas decidieron pasar el confinamiento alejados de Madrid. Hicieron las maletas y se fueron junto a un amigo de la pareja hasta Villacarrillo, pueblo de Jaén en el que este último poseía una finca que haría mucho más llevadero el confinamiento. Un viaje que estuvo cargado de polémica, pues unas imágenes de redes sociales desvelaron que supuestamente viajaron en pleno estado de alarma, lo cual estaba prohibido. Allí permanecieron durante algunas semanas y ahora han cambiado su lugar de residencia. Ambos han vuelto a la capital, ciudad en la que los dos están afincados de manera habitual, tal y como se ha evidenciado en las redes sociales, y lo cual está permitido, según figura en el BOE.