La reina emérita ha querido arropar a su familia en una ceremonia austera marcada por las restricciones que continúa imponiendo la pandemia.


Una vez concluidos los siete días de luto oficial, el principado de Liechtenstein ha dado el último adiós a la princesa Marie, fallecida el pasado 22 de agosto a los 81 años. Lo hacía en la catedral de la capital, Vaduz, en el marco de un solemne funeral de estado al que no ha faltado doña Sofía. La reina emérita ha querido arropar a su familia en una ceremonia marcada por las restricciones que continúa imponiendo la pandemia. Tan solo han asistido la familia más cercana -por supuesto no han faltado sus cuatro hijos-, ciertas autoridades y una pequeña representación de algunas realezas de la vieja Europa como Carolina de Mónaco.

Twitter Casa Real

Uno de los momentos más destacados del funeral por la esposa del príncipe Hans Adam, soberano de este pequeño principado, se ha producido cuando algunos de sus nietos han protagonizado diversas lecturas. La misa, oficiada por el arzobispo Wolfgang Haas, ha estado amenizado por la música de un coro local y el funeral ha sido retransmitido en directo por la cadena del país. Tras la misa, el féretro era cargado a hombros por los bomberos de la localidad.

Discreción en este último adiós

Una despedida discreta y austera para la princesa Marie quien falleció pocos días después de sufrir un infarto cerebral. La muerte se produjo en el hospital de Grabs, Suiza, tras ser víctima de un accidente cerebrovascular el pasado 18 de agosto. Durante todo el tiempo estuvo muy arropada por su familia.

Twitter Casa Real

Marie de Liechtenstein era la esposa del soberano del principado, Hans Adam II, y madre de sus cuatro hijos, entre ellos, el príncipe heredero, Alois, quien ejerce como regente desde 2004. Durante toda su vida ha destacado por su amor por las artes, también por la naturaleza. Nacida el 14 de abril de 1940 en Praga en el seno de una familia aristocrática, era la hija del conde Ferdinand Carl Kinsky de Wchinitz y Tettau y la condesa Henriette.

Twitter Casa Real

Conoció al gran amor de su vida en Vaduz y la pareja contrajo matrimonio el 30 de julio de 1967 en la misma ciudad donde comenzarían a escribir su historia. La reina Sofía también estuvo presente entonces en aquella sonada boda que reunió a las distintas realezas europeas. Cabe destacar que la princesa Marie cursó estudios de Artes Gráficas y también trabajó como diseñadora industrial.

Mucho se habló durante un tiempo que pudo haber sido la suegra de don Felipe. Su hija pequeña, la princesa Tatiana, completó sus estudios universitarios en nuestro país, concretamente en Madrid, donde residió durante un tiempo. La prensa la veía como la consorte ideal para el entonces heredero. Sin embargo, nunca hubo indicios de que iniciaran algo más allá de una simple y buena amistad.