No cabe duda de que Pablo Urdangarin se ha convertido, por mérito propio, en una de las jóvenes promesas del balonmano español. A pesar de haber pasado por un año convulso a raíz de la separación de sus padres y la aparición de Ainhoa Armentia en sus vidas, el joven se ha enfrentado con entereza a la situación y centrándose en lo que verdaderamente le importa, su carrera deportiva. En una entrevista con el canal del Barça, equipo en el que juega, el hijo de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin se ha sincerado por completo y ha hablado sin tapujos de la importancia que ha tenido su padre en su vida.

iñaki urdangarin

«Yo he podido aprender mucho de mis padres. Mi padre, por ejemplo, también ha sido deportista y ha tenido que estudiar a la vez que jugaba a balonmano. Y siempre he tenido a mis padres diciéndome que es muy importante porque nunca sabes cuándo puede pasar algo o cuándo se te puede acabar la carrera deportiva”, aseguraba Pablo Urdangarin dejando claro lo importante que había sido su padre en su vida.

El sobrino del Rey de España, que se encuentra en Arabia Saudí disputando la liga mundial Super Globe, también ha revelado que en la actualidad compagina su carrera deportiva con la carrera de Sport Management en la Universidad Europea de Barcelona. «Hago mis estudios en inglés. Es una carrera que empecé en Nantes y que cuando me mudé a Barcelona pude seguirla. Si lo traduzco al español, es como administración de empresa pero relacionado con el deporte. Tienes varias asignaturas que son muy parecidas a las que puede hacer un estudiante de ADE pero más relacionado con el deporte. Estudiar es algo muy necesario para un deportista, es algo que siempre vas a necesitar y que te ayuda no solo a nivel educativo sino también como persona», aseveraba.

Pablo Urdangarin sigue los pasos de su padre y cumple sueños

Pablo Urdangarin aprovecha todas las oportunidades que le aparecen y considera que es un sueño poder jugar con el primer equipo del Barça Balonmano. Solo piensa en crecer profesionalmente, dar lo mejor de sí y disfrutar al máximo de la experiencia. «Nunca sabes cuándo vas a tener una oportunidad así. Cuando yo empecé con la dinámica del primer equipo dije que era mejor aprovecharla porque nunca sabes cuándo va a ser la última. Se nota mucho que uno mejora muchísimo cuando está con este equipo y te notas muchísimo más a gusto”, asegura.

De la misma forma, ha echado la vista atrás y recordaba que siempre había visto el hecho de jugar en el primer equipo del club blaugrana «como una meta muy lejana», aunque siempre con los pies en la tierra. «Aprovechaba cada oportunidad que tenía hasta que llegué aquí y poco a poco pude cumplir ese sueño que tuve hace mucho tiempo”, asegura en unas declaraciones en las que hemos podido conocer más de cerca al hijo de los exduques de Palma.

¿Cuántos años tiene Pablo Urdangarin?

Tiene 21 años.