SEMANA ha podido saber en exclusiva, cuál fue el verdadero motivo que llevó a la Infanta Elena a Zarzuela justo después de confirmar que se había vacunado.


La noticia cayó como una bomba: las Infantas de España, Elena y Cristina, se habían vacunado en Abu Dabi. Lo hacían durante una visita a su padre, el Rey Don Juan Carlos, que vive desde el año pasado en el extranjero como consecuencia de su conducta poco ejemplar y sus líos con Hacienda. Allí, padre e hijas se reencontraban y aprovechaban para ponerse la vacuna china contra la Covid-19.

Las reacciones no tardaron en llegar y las críticas desencadenaron un comunicado por parte de las Infantas que solo contribuyó a echar más leña al fuego. “Tanto mi hermana como yo hemos acudido a visitar a nuestro padre y con el objeto de tener un pasaporte sanitario que nos permitiera hacerlo regularmente, se nos ofreció la posibilidad de vacunarnos, a lo que accedimos«, rezaba el escrito. La opinión pública se les echó encima y aún hoy colean las críticas.

© Gtres.

Sin embargo, en medio de la tormenta, la Infanta Elena, lejos de esconderse, se dejó ver este miércoles en su puesto de trabajo habitual en la Fundación Mapfre y después se desplazó a Zarzuela. Sí, a Zarzuela. Pero, ¿a qué iba la primogénita de Don Juan Carlos?

Algunas fuentes apuntaban a que se tratase de una visita rutinaria a su madre, la Reina Doña Sofía, mientras que otros aseguraban que lo hacía para mantener una seria conversación con su hermano, el Rey Felipe VI. El actual jefe del Estado es, a todas luces, el principal damnificado en esta crisis reputacional de la Corona a raíz de esta información y hay quien apuntaba a que Elena podía sentarse con su hermano para aclarar lo sucedido.

Vídeo: Europa Press

Pero no, la intención de Doña Elena era muy distinta, al menos en el día de ayer. Tal y como ha podido saber SEMANA en exclusiva, la infanta se dirigió a Zarzuela para montar a caballo. Según nos informan nuestras fuentes, Elena acude con mucha frecuencia a las cuadras de Zarzuela para montar sus equinos, Jordano y Qant, que son los mismos con los que hace relativamente poco comenzó de nuevo a participar en competiciones hípicas. Siempre con pseudónimo, la Infanta suele inscribirse en diferentes torneos de esta disciplina y sus mejores animales no son otros que Jordano y Qant, los caballos que duermen en Zarzuela.

Google Maps

Por eso, este miércoles, Elena acudió a montar continuando con una práctica que es muy habitual para ella. Según ha podido saber esta revista, normalmente, aprovecha las horas centrales del día, entre las 12:00 y las 17:00 de la tarde para disfrutar de su principal afición, la hípica.

Así, este fue y no otro el motivo que llevó a Elena a visitar las instalaciones de Zarzuela. La amazona buscaba relajarse y desconectar tras una jornada realmente tensa por el revuelo mediático desatado tras la noticia de su vacunación.