Sus Majestades han coincidido con su excuñado, Jaime de Marichalar, en el funeral de Plácido Arango, celebrado en la iglesia de Los Jerónimos de Madrid.


Los Reyes don Felipe y doña Letizia han asistido en Madrid al funeral en memoria de Plácido Arango, fallecido a los 88 años el pasado 17 de febrero. El empresario de origen mexicano, padre de Paco Arango, mantenía una excelente relación de amistad con la Familia Real. Unos lazos que Sus Majestades, con su presencia en sus exequias, han hecho evidentes.

Los Reyes dan el pésame a los familiares de Plácido Arango

Los monarcas llegaban a primera hora de la tarde a la iglesia donde se ha oficiado una misa en su memoria en la iglesia de Los Jerónimos de la capital. Allí han dado el pésame personalmente a la que fue pareja del magnate, la escultora Cristina Iglesias. También saludaron a su hijo, el guionista, productor y director Paco Arango.

En el interior del templo, los Reyes coincidieron con el ex marido de la infanta Elena, Jaime de Marichalar, amigo de la familia.

Horas después de la muerte de Arango, los reyes eméritos don Juan Carlos y doña Sofía daban las condolencias a sus familiares en su capilla ardiente, instalada en Madrid. A su despedida acudían numerosas personalidades, entre ellos, Ana Pastor, exPresidenta del Congreso, o Javier Solana, exMinistro de Cultura.

Plácido Arango, fundador del Grupo Vips, mantenía un vínculo muy especial con los reyes eméritos, así como con Felipe y su mujer. Estos, en su telegrama de pésame, quisieron destacar sus valores. «Nunca olvidaremos su humanidad, su compromiso con España y México, su sobresaliente trabajo como Presidente de la Fundación Príncipe de Asturias y su brillante trayectoria empresarial y de mecenazgo», prosiguen las líneas escritas por Sus Majestades. «Guardaremos siempre un recuerdo muy especial de las ocasiones que hemos compartido, así como de la cercanía y lealtad con la que siempre nos distinguió», decían en la misiva.