Los malos humos de la infanta Elena a su llegada a Sevilla con su hija

La hija del Rey Juan Carlos hizo gala de su peor cara en la estación del AVE, junto a Victoria Federica, lanzando insultos a los reporteros que la esperaban...

Borbón para lo bueno… y lo malo. El carácter campechano, abierto y simpático no apareció en esta ocasión por ninguna parte. Nos referimos a la llegada ayer de la infanta Elena a Sevilla, que viajó en AVE en compañía de su hija Victoria Federica. A juzgar por su reacción, no tenía su mejor día.

6En la estación del AVE

Madre e hija aparecían en la estación de tren de la capital hispalense con un look informal, pero elegante. Sevilla es una de las ciudades favoritas de Doña Elena. No es ningún secreto. De hecho, por eso mismo la escogió como el lugar para celebrar su boda con Jaime de Marichalar, el 18 de marzo de 1995.

5Cariacontecida

Los primeros gestos de la Infanta no hacían presagiar nada bueno… Seria e incluso un poco malhumorada. Al encontrarse cara a cara con algunos medios de comunicación, lo último que parecía querer era dar alguna declaración. Quizás estaba cansada del viaje (aunque sea de apenas dos horas y media desde Madrid).

4Los exabruptos de la Infanta

El hecho es que, tras las habituales preguntas de varios reporteros (lo típico: ¿qué tal está? ¿qué la trae por aquí?), la infanta Elena no contuvo su lengua precisamente. “¡Qué coñazo!” y “gentuza” fueron palabras que salieron de su regia boca y quedaron registradas ante las cámaras.

3Un mal día

La Infanta no estaba para nada ni nadie. O al menos no para la prensa. No es la primera vez que la vemos en similares circunstancias, es decir, enfadada en público. Cuando la primogénita de los Reyes Juan Carlos y Sofía es encantadora, lo es; pero cuando no… ¡Cuidado!

2Lista para la Semana Santa

Doña Elena y Victoria Federica llegaban a la ciudad a pocos días de celebrarse la Semana Santa, tan espectacular en Sevilla. Además, allí tienen muchas amistades, con las que disfrutar de unas vacaciones estupendas.

El interés mediático por su hija

El hecho de que fuera con su hija supusiera un agravante en su estado de ánimo. De todos es sabido que desde que cumplió los 18 años, la joven goza de una mayor exposición mediática. Interesa todo de ella: su ropa, sus amigos, sus primeros amores… Su posible relación sentimental con el torero Gonzalo Caballero copa muchos de los titulares, y para alguien discreto, acostumbrado a estar en la segunda línea, tampoco debe ser fácil. Pero no hay que olvidar que son familia del Rey.

1A la moda

Heredera del estilo de su madre (no porque se le parezca, sino por hacer gala de un criterio propio), Victoria Federica de Marichalar llegó a Sevilla con una gran bolsa de Sophie Habsburg, la firma de bolsos que tiene la archiduquesa del mismo nombre, quien en su día residió en España. La misma que ha conquistado a muchas otras “royals”, como Máxima de Holanda. Doña Elena, tocada con uno de sus muchos sombreros; y Victoria, con zapatillas de deporte y cazadora militar, siempre logran acaparar la atención. Lástima que esta vez no fuera en positivo por parte de la Infanta.