Iñaki Urdangarin recibe la noticia el mismo día que retoma el voluntario en el centro Don Orione tras un brote de coronavirus.


Después de la tormenta siempre llega la calma. Eso es lo que debe pensar Iñaki Urdangarin que ha vivido los meses más complicados de su estancia en la prisión de Brieva después de que tuvieran que aislarse por culpa del coronavirus. Ahora, que ha retomado su labor como voluntariado en el Hogar Don Orione, también recibe la noticia de que el juez ha aceptado el tercer grado después de que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias lo rechazara el pasado mes de julio, haciéndole seguir en el segundo grado.

Tras esa decisión, el marido de la infanta Cristina recurrió y finalmente el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla y León ha estimado el recurso y le ha aceptado este tercer grado. No obstante, la decisión no es ejecutiva hasta que no sea firme, según el comunicado del Gabinete de Prensa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León recogido por Europa Press.

Iñaki Urdangarin ha regresado a su voluntariado

El cuñado del Rey Felipe acaricia ya el régimen de semilibertad de la cárcel de Brieva, en Ávila, donde está cumpliendo la condena de cinco años y diez meses que le impuso la Audiencia Provincial de Palma por el caso Noós. Iñaki Urdangarin ya ha cumplido más de dos años, por lo que ahora podría flexibilizarse su estancia en la cárcel y conseguir así el tercer grado. Si finalmente se confirmara esta decisión, este podría disfrutar de este beneficio mucho antes de lo que estaba establecido en su calendario penitenciario que fijaba para mayo de 2021 el disfrute de este permiso.

Pero, ¿qué significa esto? Este se le concede a aquellos internos que por circunstancias personales y/o penitenciarios estén ya capacitados para llevar una vida que se aproxima a la libertad. De momento, se desconocen más detalles de lo que podría o no hacer Iñaki Urdangarin durante su régimen de semilibertad.

Mientras tanto, sigue con sus labores en el voluntariado en el Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid) durante tres veces a la semana. A pesar de que después de la pandemia regresó en julio, un brote de coronavirus hizo que volviera a no poder acudir a estas salidas que suponen un soplo de aire fresco para Iñaki Urdangarin.

Según adelantaba por aquel entonces ABC, habrían dado positivo en coronavirus una decena de personas que, en su mayoría, eran asintómaticas. Sin embargo, el citado medio asegura que Iñaki Urdangarin ha dado negativo tras someterse al PCR, por lo que se encuentraba en buen estado y sin preocupación alguna en lo que se refiere a problemas de salud. Ahora, retoma este voluntariado que le deja salir tres veces a la semana y cada vez está más cerca del régimen de semilibertad.