Han sido unos días muy especiales para la princesa Leonor. La hija de los reyes de España ha debutado en los Premios Princesa de Asturias en Oviedo y ha tomado cargo de su posición en los galardones que lleva su nombre. Este sábado, la Familia Real Española le ha entregado a Asiego el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2019. Allí, pese a la lluvia, han podido visitar las dos queserías que tiene la pequeña localidad y han podido relacionarse con los vecinos.

Así ha sido la visita de los Reyes y sus hijas a Asiego, el pueblo ejemplar de Asturias 2019

La hija del Rey Felipe y la Reina Letizia comienza hablando de la ilusión que tiene al entregar por primera vez el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias. La princesa ha destacado las ganas que tiene de aprender de los habitantes del pueblo y ha resaltado la enseñanzas que les han brindado sus padres acerca de la tierra en la que nació su madre. De la misma forma, ha querido recordar las numerosas ocasiones en la que ha visitado el Principado y ha felicitado a la pequeña localidad por su respuesta a la naturaleza y al medio ambiente.

Premios Princesa de Asturias: El abrazo de las Reinas, la reunión de los Ortiz y otras anécdotas que no se vieron

Reproducciones íntegro el discurso ofrecido por la princesa Leonor en su visita a Asiego, Pueblo Ejemplar de Asturias 2019:

«Vengo a haceros entrega del Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias. Y lo hago con muchas ganas de aprender y de conoceros. Me hizo mucha ilusión que mi padre me dijera que podría hablar hoy aquí y que pasaríamos los cuatro unas horas con vosotros.

Nuestros padres nos han contado muchas veces lo especial que es este día, lo importante que es para ellos compartir estos momentos. A mi hermana Sofía y a mí nos encanta vivir hoy tantas emociones en esta tierra que desde siempre hemos aprendido a querer. Nos han traído desde muy pequeñas a varios lugares de Asturias; entre ellos a Covadonga y, ayer, a Oviedo para el acto de entrega de los Premios de la Fundación Princesa de Asturias, que es el título que llevo con tanto orgullo. Y también con alegría. Unos premios con casi 40 años de historia que mis padres conocen bien, sobre todo mi padre, que la vivió en persona.

El premio que recibís hoy como pueblo ejemplar de Asturias nació hace casi 30 años para defender valores muy importantes: el respeto y el conocimiento de la naturaleza y el medioambiente; el valor de la vecindad, de trabajar unidos, de las tradiciones y también del progreso. Permitidme que os felicite por ello.

Los pueblos como Asiegu son un tesoro de España que hay que querer, cuidar y proteger. Acabáis de enseñarnos las queserías, el llagar, las cosas bonitas de este lugar que demuestran que en este pueblo hay vida, hay belleza y hay futuro. Y estoy deseando ir al mirador a ver el Urriellu para disfrutar de la naturaleza que os rodea aunque creo que tenemos que volver porque hoy la lluvia no nos deja.

Gracias a todos por preparar esta visita con tanto cariño y por hacernos sentir tan bien. Hoy no nos olvidamos de los que ya no están y que con su trabajo y esfuerzo hicieron posible que ahora estemos aquí. Asturias es mi casa y Asiegu tendrá siempre un lugar especial en mi corazón. Muchas gracias».