Mismo tiempo y espacio y ante la atenta mirada de otros asistentes a un funeral. Así ha sido el reencuentro de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en Jaca este domingo, un cara a cara inesperado del que, ahora además, tenemos testimonio gráfico. Ambos exs se han visto este fin de semana en la Catedral de la ciudad, donde han despedido a Eduardo Roldán, el exdirector de la estación de Candanchú y con quien guardaban una bonita relación los dos. Eso sí, no fueron los únicos miembros de la familia que se acercaron hasta allí, sino que también estuvieron junto a dos de sus hijos, los cuales sin duda restaron tensión a este incómodo momento. Supieron guardar las apariencias y comportarse con normalidad, intercambiando incluso alguna conversación, tal y como podrás comprobar en las imágenes que te ofrecemos en este artículo.

Laura Zamboraín/ El Heraldo de Aragón
Laura Zamboraín/ El Heraldo de Aragón

No pudieron evitar emocionarse por la pérdida de Eduardo Roldán, en especial Urdangarin, quien se mostró muy afectado y quien rompió en lágrimas a la salida de la catedral. Además, la Infanta Elena fue una de las representantes de la familia real que quiso dar el pésame en persona y mostrar sus condolencias a la familia, teniendo en cuenta lo importante que fue Roldán para ella y sus hermanos. Aficionados a esquiar, él fue el que ejerció de mentor y quien, sin quererlo, se convirtió en una pieza fundamental en sus vidas. Por otro lado, cabe señalar que el Rey Felipe acudió al tanatorio un día antes debido a que por agenda le era imposible asistir a su funeral, por lo que también tuvo un gesto con los íntimos de Roldán.

Pero centrémonos en las llamativas fotografías de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. En ellas se puede verles conversar entre ellos, así como con sus hijos, aunque este no fue su único plan en común. Según se ha revelado tras la misa Urdangarin, sus hijos y las Infantas fueron a tomar algo a un local cercano de Jaca, lo que deja ver el ambiente distendido que ese día se había creado. Si bien no es la primera vez que se les ve juntos este verano -cabe recordar que fueron vistos en Bidart, su habitual lugar de veraneo-, esta sí es la primera ocasión en la que acuden en España a un acto tan solemne ya como matrimonio extinto.

El exduque de Palma ha rehecho su vida y si bien en las imágenes, cedidas por El Heraldo de Aragón, apenas cruzan mirada, se demuestra de nuevo que han hecho de tripas corazón para compartir su pena por la muerte de un amigo. Su objetivo es mantener una relación cordial y dejar de lado todo lo sucedido con Ainhoa Armentia, al menos en momentos de esta índole. Han pasado ya más de siete meses desde que se publicaran las primeras fotografías de Iñaki Urdangarin y Ainhoa paseando de la mano, un reportaje que sacudió con fuerza la vida de ambos y tras la que se tomaron drásticas decisiones. Desde aquel momento nada ha vuelto a ser lo mismo para ninguno de ellos. No te pierdas todas las fotografías de este encuentro a continuación: