Este sábado, Carlos III ha sido proclamado rey en el Palacio de St. James de Londres.
Horas antes de la ceremonia en la que se ha erigido como Jefe de Estado del Reino Unido, el monarca ha querido tener un guiño a su madre. Uno más de los que ha tenido hasta ahora, pues la ha mencionado tanto en su primer discurso como soberano como en su cita con el Consejo de Adhesión. Así, a través de las redes sociales de la Familia Real británica ha compartido las palabras que Jorge VI dedicó a su hija, Isabel II, dejando constancia de la confianza que depositaba en ella como futura reina, así como las que esta dijo a su primogénito sobre su papel como futuro monarca.
Carlos III de Inglaterra (5)
Instagram
«Debemos dar nada menos que la totalidad de nosotros mismos. Hay un lema que ha sido llevado por muchos de mis antepasados ​​- un lema noble: «Yo sirvo». Esas palabras fueron una inspiración para muchos herederos del trono cuando realizaron su heroica dedicación».
La Reina pronunció estas palabras como Princesa Isabel en su cumpleaños número 21, sabiendo que algún día sucedería a su padre, el Rey Jorge VI, como Monarca. Su compromiso con una vida de servicio se convirtió en un principio rector a lo largo de su reinado y se ilustró en el gran volumen de trabajo que realizó como Reina, desde sus primeras giras por la Commonwealth, que duraron varios meses, hasta los muchos compromisos oficiales que ella asistió hasta bien entrados sus últimos años.
En una carta escrita por el rey Jorge VI a la princesa Isabel poco después de su boda, el rey Jorge VI escribió sobre su confianza en el compromiso de ella con sus deberes reales y dijo: «Te he visto crecer todos estos años, con orgullo… y puedo, lo sé, siempre cuento contigo, y ahora Felipe, para ayudar en nuestro trabajo.”
A su vez, la Reina dijo de su propio hijo, el Príncipe de Gales, ahora el Rey: “Para el Príncipe Felipe y para mí, no puede haber mayor placer o consuelo que saber que bajo su cuidado se han confiado de manera segura los principios rectores del derecho público y servicio y deber hacia los demás.” Su Majestad el Rey ha dedicado su vida laboral al servicio del público a través de sus patrocinios, con especial atención a las causas medioambientales y los jóvenes. Sus muchas funciones en apoyo de la Reina han incluido representar a Su Majestad y al Reino Unido en el extranjero, asistir a eventos que incluyen Visitas de Estado al Reino Unido, la Apertura Estatal del Parlamento y Reuniones de Jefes de Gobierno de la Commonwealth».