Este jueves, el príncipe Guillermo y Kate Middleton se han dado un baño de masas en Sandrigham, un lugar que tiene mucho significado para la familia real británica. Allí se han dejado ver vestidos de luto y han estado mirando con atención todos los ramos de flores y las cartas que han dejado para despedir a la reina a Isabel II. Asimismo, no han dudado en acercarse a los ciudadanos. Durante una charla con un grupo de personas, el futuro rey ha reconocido que el cortejo fúnebre del pasado miércoles en memoria de la soberana le recordó al funeral de su madre, Diana de Gales, fallecida hace 25 años. «Fue muy difícil», ha dicho, sincero.

Príncipe Guillermo (1)
GTRES

Cuando Lady Di perdió la vida en un accidente de tráfico en París, el 31 de agosto de 1997, el príncipe Guillermo tenía solo 15 años. Su fallecimiento sumió a los hijos de la princesa en un doloroso y complejo duelo del que no les resultó fácil salir. A día de hoy sigue echándola de menos. “Me gustaría tener su consejo, me encantaría que hubiera conocido a Catherine y que hubiera visto crecer a los niños. Me entristece pensar que no lo ha podido hacer y que ellos nunca la conocerán”, confesó en una entrevista a la revista ‘QG’ en el año 2017.

Ahora, la muerte de su abuela le ha hecho rememorar lo duro que es perder a un ser querido. Así se lo ha dicho este jueves a una mujer en Sandringham. La procesión fúnebre de la soberana le trajo «algunos recuerdos», tal y como señala en diario británico ‘Daily Mail’. Y es que, al igual que sucedió con su madre, esta vez ha vuelto a caminar detrás del ataúd de un familiar. La mujer con la que ha hablado estaba al borde de las lágrimas, lo que ha provocado una conmovedora respuesta del actual Príncipe Heredero: «No llores ahora».

guillermo, kate 1
Gtres

A sus 40 años, Guillermo se ha mostrado muy cercano con su pueblo. Muchos consideran a Isabel II era ‘la abuela de todos’. Esto ha hecho que contara que sus tres hijos, George, de nueve años, Charlotte, de siete, y el Príncipe Louis, de cuatro, hayan comprendido que su abuela no va a volver. Kate, por su parte, también se ha mostrado muy humana. En su encuentro con los ciudadanos ha adelantado que «se echaría a llorar si leía demasiadas tarjetas de pésame». según adelanta el citado diario.

El próximo lunes 19 de septiembre se celebrará el funeral de Estado en memoria de Isabel II. Se prevé que asistan 2.000 personas. Desde el fallecimiento de la monarca, hemos podido acudir a los diferentes actos fúnebres en los que algunos de sus familiares han querido rendirle homenaje. Hace unas horas, el nuevo rey Carlos III y el resto de la familia real británica han emitido un comunicado en el que se han mostrado «conmovidos» por «la respuesta global y el afecto» demostrado por todo el mundo tras la muerte de Isabel II. La Casa Real ha mostrado su «sincera gratitud» por todos los mensajes de condolencias recibidos, que algunos miembros de la familia real han recogido en persona en los múltiples acercamientos a la población que se han sucedido en los últimos días.