La exactriz y el nieto de la soberana intentan adaptarse a su nueva vida alejada de la institución, aunque parece que entre sus planes de futuro entra volver a Reino Unido.


El pasado 8 de enero, el príncipe Harry y Meghan Markle lanzaban un comunicado que pillaba por sorpresa a todo el mundo, incluido a la reina Isabel II, en el que informaban de su decisión de dar un paso atrás como miembros de la Familia Real Británica. Tras semanas de rumores y diversas informaciones en las que se hacía hincapié en que los cimientos de la Casa Real se resquebrajaban, los duques de Sussex y su pequeño, Archie Harrison, hacían las maletas y ponían rumbo a Canadá.

Su estancia en el país presidido por Justin Trudeu duró menos de lo que se esperaba y el matrimonio tomó la decisión de mudarse a Los Ángeles. Sin embargo, su preocupación por la seguridad de su hijo provocó que volvieran a hacer las maletas para instalarse en otra espectacular mansión en la costa californiana, en Santa Bárbara. La exactriz y el nieto de la soberana intentan adaptarse a su nueva vida alejada de la institución, aunque parece que entre sus planes de futuro entra volver a Reino Unido. Es más, ya hay fecha para el regreso del matrimonio.

El 1 de julio de 2021, Meghan Markle y el príncipe Harry volverán a Reino Unido para asistir a la inauguración de la estatua que rendirá homenaje a Diana de Gales y que fue encargada por los hijos de Carlos de Inglaterra. Los duques de Sussex planean pasar una larga temporada en Londres para así poder asistir al tradicional «Trooping the Colour».

Según ha apuntado el biógrafo de la pareja, Omid Scobie, a ‘Daily Mail‘, la protagonista de ‘Suits’ y el nieto de la reina tienen «muchas razones para fijar su sede en Reino Unido» durante la primavera y verano de 2021, aunque todo dependerá de la cómo se encuentre el país debido a la situación de emergencia sanitaria en la que se encuentra todo el mundo. Asimismo, el coautor de «Finding Freedom» ha hecho hincapié en que el matrimonio no volverá para asumir compromisos reales, sino que lo harán para continuar trabajando con sus  voluntariados.

El deseo del príncipe Harry de volver a su hogar

Estos planes se conocen tan solo un día después de que el príncipe Harry apareciera en una reunión de Zoom para celebrar el 125 aniversario de la Liga de Rugby Británica. Durante la videollamada, el hijo de Carlos de Inglaterra ha vuelto a dejar claro su deseo por regresar a su hogar. «Definitivamente habría regresado si no fuera por la crisis de la COVID-19», explica y hace hincapié en que «planeo volver«.

El pasado mes de junio, el príncipe Harry mostraba su preocupación por estar lejos de su país en medio de la crisis sanitaria que se está viviendo. El nieto de la reina de Inglaterra hacía una reflexión sobre su decisión conjunta con Meghan Markle después de que su padre, el príncipe Carlos, diera positivo. Era ‘The New York Post‘ quien se hacía eco de la preocupación de Harry cuando recibió la llamada de su progenitor para darle la noticia. «Se vino abajo. Se dio cuenta de que Carlos y la reina Isabel no van a estar ahí siempre. Su mayor miedo es no estar en Reino Unido y estar lejos si su abuela muere«, explicaba un amigo cercano al hijo de Diana de Gales.

El acto que volverá a unir a Guillermo y Harry

A pocos días de que se celebre el 23 aniversario de la trágica muerte de Lady Di, el duque de Cambridge y el duque de Sussex han confirmado que el próximo 1 de julio, día en el que su madre cumpliría 60 años, inaugurarán una estatua que encargaron hace tres años para conmemorar a la princesa de Gales. Los dos hermanos volverán a coincidir en un acto que tendrá lugar en el Suken Garden que se encuentra frente al Palacio de Kensington. Cabe destacar que el lugar elegido tiene un gran simbolismo puesto que fue allí donde el príncipe Harry y Meghan Markle posaron ante las cámaras minutos después de que se anunciara su compromiso. Los dos hermanos muestran su deseo de que la estatua ayude a todos los visitantes a que reflexionen sobre la vida de Lady Di y su legado.