Kate Middleton y el Príncipe Guillermo han concedido una entrevista a la cadena BBC en la que han mostrado su lado más familiar. Y han confesado lo que sus hijos han pedido por Navidad.


Kate Middleton y el Príncipe Guillermo han concedido una entrevista a la BBC en la que han mostrado su faceta más doméstica y familiar. Los duques de Cambridge ha participado en el programa ‘Bake Off’, junto a la conocida escritora gastronómica Mary Berry.

El lado más casero de los duques de Cambridge

Con delantal puesto y las manos manchadas de harina. Y, literalmente, con las manos en la masa. Así se han dejado entrevistar el hijo mayor de Carlos de Inglaterra y su esposa en uno de los espacios más conocidos de la televisión del Reino Unido, cuya edición especial han titulado ‘A Berry Royal Christmas’. En dicho programa, en horario de máxima audiencia, Kate y Guillermo han demostrado sus habilidades como cocineros y han preparado un tradicional dulce de Navidad: un brazo de gitano.

En su elaboración, grabada paso a paso, la pareja ha confesado ser bastante competitiva entre ellos. Al menos, en lo que atañe a las labores culinarias. Kate admitía que le gusta cocinar. «Realmente lo disfruto. Intento ser creativa y lo más independiente posible». También prepara platos con su marido. Por ejemplo: pizzas. «Hemos hecho pizzas y a los niños les encantó». En el resto de tareas domésticas, no ha competitividad alguna que los separe.

Cabe recordar que la cocina tuvo mucho que ver en el romance entre Kate y Guillermo. Cuando se conocieron mientras estudiaban en la Universidad de St. Andrews, el príncipe intentó conquistar a Kate preparando recetas especiales para ella. «Creo que eso fue cuando intentaba impresionarme, Mary. Me preparaba salsa boloñesa y platos así”, ha confesado la ‘royal’.