Meghan Markle y Kate Middleton han reaparecido juntas en la Abadía de Westminster, donde sobre las 4 de la tarde (hora española) ha llegado el féretro de la Reina Isabel este miércoles. Una misa en su interior cuya duración sobrepasa la media hora ha servido para unir de nuevo a su familia, aunque en esta ocasión han dejado de lado rencillas y problemas del pasado. Si bien ambas cuñadas han llegado por separado al templo, en el interior han dejado una imagen para el recuerdo. En ella se puede ver a ambas juntas mientras muestran la tristeza por la muerte de la Reina Isabel y por los duros momentos que está atravesando la familia real desde el pasado 8 de septiembre.

Meghan Markle Kate Middleton
Gtres

Si bien hace tan solo unos días reaparecieron junto a sus respectivos maridos y Meghan Markle mostró cierta inseguridad ante las cámaras, en esta ocasión ha sido diferente. Meghan no ha querido llamar la atención ni para bien ni para mal y se ha ajustado a la solemnidad que marcaba la situación. Ha medido al máximo sus gestos, sus miradas y sus movimientos, un detalle que por supuesto no ha pasado desapercibido, pues ha intentado a asemejarse a la actual Princesa de Gales. Sin ruido y sin querer acaparar titulares de forma voluntaria.

Con un tocado de rejilla ambas, Kate Middleton y Meghan Markle han mostrado sus respetos ante el féretro de la soberana. No han podido evitar que en cuestión de minutos esta imagen haya dado la vuelta al mundo, un acercamiento que ha venido de la mano de la unión de Guillermo y su hermano Harry. A pesar de que entre ellos desde hacía tiempo no reinaba la paz, parece que la pérdida de su abuela les ha hecho acercar posturas.

Meghan Markle Kate Middleton
Gtres

De luto riguroso han llegado a la Abadía en coche y por separado. Kate junto a Camilla, la reina consorte, y Meghan con la condesa de Wessex, un paseo que han hecho siguiendo a la comitiva fúnebre. Esta comenzaba a las 2:22 pm, una hora que no estaba elegida al azar, según han revelado algunos expertos. Se ha explicado que no solo se debía a cuestiones organizativas y a logística, sino al significado de una simbología que no ha pasado desapercibida para algunos. Refleja un nuevo comienzo y la señal de que los ángeles podrían estar cerca, entre otras traducciones, algo que no ha pasado desapercibido para SEMANA y que hemos analizado al detalle.