La princesa heredera de los belgas, de 19 años, comienza Historia y Política en Oxford. Y ya se desenvuelve así de bien…


La mayor de los cuatro hijos de los reyes Felipe y Matilde de Bélgica ya ha comenzado su periplo universitario, y además fuera de su país. Ayer mismo la princesa Elisabeth iniciaba sus clases de Historia y Política en el Lincoln College, en la Universidad de Oxford (Reino Unido), que es una de las más conocidas y prestigiosas del mundo.

Casa Real belga.

La Casa Real belga ha querido compartir esta jornada tan especial a través de un buen número de fotos de la heredera. En ellas se la ve disfrutar de su primer día como universitaria, recorriendo el campus, encontrándose con algunos compañeros, en la biblioteca e incluso montando en barca por los canales, visitando la bonita localidad en la que se ubica y tomando un café relajadamente sentada ¡encima de una mesa! En definitiva, todo un reportaje en el que Elisabeth posa ante la cámara como si fuera una modelo profesional.

Casa Real belga.

La princesa aparece retratada en dos días diferentes. En ambos va vestida con vaqueros, deportivas y americana, con el pelo suelto y un bolsito colgado del hombro. La princesa no se diferencia en nada del resto de jóvenes de su edad. Informal, pero coqueta, se trata de una imagen que nos recuerda también a la Princesa Leonor cuando llegó su primer día al UWC Atlantic College de Gales.

Resulta curioso pensar en que ahora mismo hay tres princesas estudiando en Reino Unido: Leonor de Borbón, Alexia de Holanda (que está en el mismo centro que la heredera española) y la propia Elisabeth de Bélgica.

A sus 19 años, la primogénita del rey Felipe se nota relajada, confiada y, sobre todo, muy ilusionada ante el comienzo de otra aventura.  Una nueva etapa que encadena tras haber estado el último año en la Real Academia Militar de Bruselas, donde ha completado su formación en el ejército.

Gtres.

Esta ha sido una experiencia enriquecedora para ella, quien ha debido convivir durante un curso completo con otros compañeros y ha estado sometida a una dura disciplina castrense, estudiando y participando en duros entrenamientos. La joven ha demostrado su fortaleza y un carácter idóneo para sus futuros cometidos, siendo responsable, aplicada, pero también dulce y simpática.

Ahora que la ‘soldado Brabante’ ya se ha licenciado, ahora toca emprender otro tipo de estudios. En Oxford permanecerá durante los tres próximos cursos, que serán decisivos en su formación como futura reina de los belgas cuando en su momento suceda a su padre en el trono.