Segunda aparición de la Reina Letizia en este 2022 y ya sí que sí en el tono ‘normalizado’. Es decir, adiós a las fiestas, bienvenida la agenda rutinaria.

Después de acudir a la Pascua Militar el pasado 6 de enero, ella ha decidido comenzar con una reunión con la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), una causa con la que está muy comprometida, de nuevo fuera de La Zarzuela. Para esta cita se ha puesto seria, en plan ejecutiva, como suele acostumbrar para estas ocasiones, pero hay algo que nos ha encantado a primera vista: ¡su nuevo abrigo!

Robert Smith.
Robert Smith.

Dejamos a la Reina con un estreno largo y el broche de La Peregrina (gracias que no se perdió tras desprendérsele del vestido) y nos reencontramos con ella en modo ‘working’, luciendo un traje de chaqueta de raya diplomática que ya había llevado antes. Es de Hugo Boss, uno de sus básicos.

Casa de S.M. el Rey.
Casa de S.M. el Rey.

Aunque el protagonismo se lo concedemos al abrigo. ¡También de Hugo Boss! Últimamente se había olvidado un poco de su antaño querida firma, pero vemos que le sigue siendo fiel.

Robert Smith.
Robert Smith.

En esta temporada Letizia apenas se había puesto prendas para protegerse del frío (las buenas temperaturas y su termostato privilegiado no lo habían hecho muy necesario), pero esta mañana ya sí que sí. ¡Habemus abrigo!

Es un diseño recto de lana, algo ‘oversize’, con solapa ancha y doble botonadura, con bolsillos laterales, en color azul marino… ¡que nos encanta! El típico abrigo que está hecho para perdurar muchos años y sin pasar de moda, porque sus líneas son atemporales.

Robert Smith.
Robert Smith.

De nuevo damos la bienvenida a la cartera de mano, un complemento que también había preferido dejar en casa. Esta es azul marino de Carolina Herrera, junto a sus zapatos de ante con corte en el empeine de Magrit. ¡Y sin calcetines ni medias! Lo que decimos, Letizia temperatura corporal propia.

La Reina ha llegado al lugar acompañada por su secretario personal, José Manuel Zuleta, muy expresiva, comentando y gesticulando con las manos. Melena suelta con raya al medio, joyas discretas con pendientes de aro y su anillo de Karen Hallam que no falte…

Robert Smith.
Robert Smith.

El tono general del conjunto era algo apagado, azul marino y negro, pero hoy Letizia ha apostado por la discreción y el pragmatismo. Abrigada de la cabeza a los pies (bueno, un poco ejem), con pantalones y abrigo, que para eso es invierno.

Este es el único compromiso previsto para la Reina Letizia esta semana. Como vemos, está haciendo una ‘rentrée’ suavecita. Como este estilismo con el que empieza a calentar motores y que nos brinda su segundo estreno del Año Nuevo.