La Reina Letizia acude a una de sus citas favoritas del año para impactar con su look. Esta vez, de Hugo Boss, ¿gana o pierde?


Primera aparición de la Reina Letizia tras la ‘resaca’ de los Premios Princesa de Asturias, donde nos ha dejado un par de alegrías de moda. Y sin solución de continuidad, hoy regresa con una de las grandes citas periodísticas del año, el Premio Francisco Cerecedo. ¿Y qué se ha puesto la Reina para la ocasión?

Esta es una de sus favoritas en cuanto a estilo, perfecta para innovar, arriesgarse y hasta estrellarse. Podemos rememorar grandes momentos, top y menos top, como el modelo oriental de Dries Van Noten y el vestido mini de volantes de Teresa Helbig como ejemplos decanos. Esta noche la Reina ha vuelto a brillar… aunque con matices, recuperando unos de sus diseños más originales y controvertidos.

Robert Smith.

Hablamos del vestido negro de largo por debajo de la rodilla, con escote de redecilla y largos flecos de Hugo Boss. Lo estrenó en diciembre de 2019 para acudir a los premios de ABC (en otra cita periodística, ¿casualidad?).

Un modelo de los que marcan época por un detalle tan ‘extravagante’ como esos flecos en cortinilla que le llegan a la cadera. Hace poco Máxima de Holanda también recuperaba otro modelo muy parecido. ¿Se lo habrá recordado?

Casa de S.M. el Rey.

El renovado hotel Ritz de Madrid ha acogido esta gala, presidida por los Reyes, en la que Letizia se reúne con sus antiguos colegas de profesión (estaban Diego Carcedo, Vicente Vallés y Montserrat Domínguez, entre otros), y juntos disfrutan de una distendida cena. En esta 38ª edición el galardón ha recaído en la escritora estadounidense Anne Applebaum.

Por primera vez en mucho tiempo, la Reina también se ha dejado fotografiar sin mascarilla. ¡Bien! Al fin podemos observar su rostro a completo, y con ese maquillaje que desde hace tanto no abordamos por aquí. Por cierto, este se lo ha hecho en tonos tostados, brillo en los labios, toques de luz en pómulos y punta de la nariz y resaltando mucho los ojos, que es su punto fuerte.

Robert Smith.

Un escenario espectacular al que Letizia ha hecho honor atreviéndose con un look que antes solo había sacado una vez. Lo ha dejado descansar durante todo este tiempo y hoy ha considerado que ya era hora de desempolvarlo. Sin embargo, hay varios elementos que no nos convencen.

Por ejemplo, los pendientes de cadenitas de Tous. El largo XL de estas piezas unido al largo de los flecos, en fin… confluye mucho largo aquí.

Robert Smith.

Por otro lado, Letizia se ha dejado el pelo suelto y muy liso, marcado con raya al medio y metido por detrás de las orejas. Se está convirtiendo en uno de sus peinados recurrentes para eventos de noche, cuando no son de gran etiqueta.

Casa de S.M. el Rey.

Dejamos a Letizia brindando con un estilismo reciclado, que sí merecía otra puesta, por supuesto, aunque no está entre lo más bonito de su vestidor. Con flecos y a lo loco, recordándonos a los años 20, pero sin el charlestón.

Esta semana continúa de lo más viajera. El jueves 28 de octubre los Reyes visitan un colegio rural en Tui (Pontevedra) y el viernes 29 la Reina asiste a la 21ª edición del Festival de Cine Ópera Prima Ciudad de Tudela, en Navarra. Por no hablar de las próximas citas internacionales de Doña Letizia, a Paraguay y Suecia. Pero todo paso a paso…