La Reina Letizia recupera su lado más elegante, pero con el toque ‘duro’ que le da el cuero y una nueva blusa de marca española


La Reina Letizia se planta en la mitad de la semana ‘arreglá, pero informal’. Esta mañana ha acudido a una nueva reunión con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), de la que es presidenta de honor, ¡con un par de estrenos! Aunque lo primero en lo que nos hemos fijado es en su capa. No es nueva, pero su aparición con ella al viento y a contraluz ha sido como de ensueño.

Robert Smith.

Haciendo el chiste fácil podríamos decir que ahora, más que nunca, la Reina ‘capea’ el temporal con mucho sentido. Sí, el de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, sus cuñados, en plena «interrupción matrimonial». Pero ella tiene un trabajo importante por delante y no está para estos asuntos de desamor conyugal.

Pues eso, la capa. Es negra con el cuello de piel, de Carolina Herrera. Dentro de la amplia colección que tiene de este tipo de prendas, esta es una de sus favoritas. Su plus es la elegancia que le brinda el cuello calentito.

Robert Smith.

Por otro lado, Letizia ha retomado la falda de cuero. Hace como seis o siete años era uno de sus básicos. Tiene varias en distintos colores, aunque todas de corte lápiz. Esta es negra de estreno, de Hugo Boss, y sigue un poco esa línea, aunque modernizada: se ciñe con un cinturón ancho, se alarga por debajo de la rodilla, con abertura delantera, y se desajusta un poco hasta convertirse en trapecio. Costaba 349 euros y ahora está rebajada a 279 euros. ¡Bien!

Casa de S.M. el Rey.

La ha combinado con un top sedoso en tono azul apagado, con el que entra otra nueva marca en su vestidor: la firma madrileña sostenible Pol Studio. Lleva el cuello redondo fruncido, al igual que las mangas raglán, que nacen por debajo del hombro. Un estilo del que también hizo gala en el pasado, con varios diseños muy parecidos de Carolina Herrera. Su precio es de 120 euros.

El resto del look se compone de cartera con filo dorado de Nina Ricci, una de las clásicas de su vestidor; y unos salones con plataforma ligera incorporada de Magrit.

Robert Smith.

El pelo suelto, muy desenfadado, y sus pendientes de aro dorados, que últimamente no se quita.

Así pues, negro, azul y dorado. La gama elegida por la Reina Letizia es plenamente invernal. La vemos muy elegante quizás para este tipo de reuniones, pero no pondremos un «pero» a esto. Al menos se ha salido del consabido ‘momento ejecutivo’. Y esa falda de cuero nos encanta. Eso sí, confiamos en una próxima puesta combinada con una camisa de tipo masculino, por ejemplo. ¿Qué os parece?