La Reina Letizia estrena un vestido sorprendente (por su potente color) en la entrega de las condecoraciones del Mérito Civil para celebrar su séptimo aniversario en el trono.


Ya decíamos que el rosa está subiendo muchos enteros en los gustos reales… Pues bien, hoy lo hemos confirmado del todo y ¡a lo grande! Esperábamos mucho del look de la Reina Letizia para esta jornada tan especial, en la que, de vuelta al Palacio Real, se ha celebrado el séptimo aniversario de la Proclamación de nuestros Reyes, en el que también han estado sus hijas, Leonor y Sofía.

La entrega de las condecoraciones de la Orden del Mérito Civil sirve cada año para conmemorar su llegada al trono y en el apartado de estilo suele ser una ocasión de lucimiento para la Reina en su versión más clásica y formal. Aunque esta vez ha roto el molde gracias a una cosa tan sencilla como utilizar un color distinto. ¡Bienvenido el rosa neón!

Robert Smith.

De toda la gama del rosa quizás este era el único tono que le faltaba por probar. Hemos visto el nude, el rosa palo, el rosa cuarzo, el rosa bebé, el rosa fúcsia, el rosa capote… Pero el neón, no. Es un color que salta a los ojos, que emite una especie de resplandor que no deja indiferente. Desde luego, no te hace pasar inadvertido. Y hoy a Letizia le ha hecho poco menos que ¡refulgir!

Casa de S.M. el Rey.

Pero es que además el vestido es precioso. En crepe, de líneas sencillas, pulcras y muy modernas. El cuerpo es ajustado con manga francesa y un original escote levemente asimétrico, mientras que la falda es midi de tipo A. Es un vestido completo aunque dé la sensación de tener dos piezas. El resultado es una silueta muy limpia y actual.

Nos recuerda, sobre todo por el cuello, al vestido de punto negro que tiene de Nina Ricci. Pero no, este es de diseño español y de nueva firma en el vestidor: ¡Moisés Nieto!. En la web del diseñador hay un modelo casi idéntico (390 euros), pero con cuello a la caja. ¿Podría haberle hecho a la Reina esta pequeña modificación?

Robert Smith.

Para completar este look tan minimal y potente a la vez (gracias al color), la Reina Letizia ha optado por sus salones destalonados de Carolina Herrera en nude. Y de nuevo se ha peinado con un coqueto moñito de bailarina, acompañándose de los pendientes de piedra bicolor (cuarzo verde y rubíes) de Tous, que había vuelto a sacar recientemente, y su eterno anillo dorado de Karen Hallam.

En definitiva, un estreno sorprendente para terminar la semana por todo lo alto. Tanto en la forma como en el contenido. Nos gusta todo, el vestido, el color… Por cierto, hoy Letizia se ha sincronizado con su hija Sofía y ambas nos han brindado una sinfonía en rosa espectacular. ¡Así sí!