Es difícil reaparecer después de una cena de gala en el Palacio Real. Cualquier cosa en comparación queda pobre, pero el trabajo es así. Unos días toca esplendor, y otros citas con menos glamour, aunque igualmente importantes. Este es el caso que nos ocupa. La Reina Letizia preside hoy la apertura de la conferencia internacional «Los puentes de las mujeres. Propuestas desde el sur para el cambio global», con ocasión del 10º aniversario de la Fundación Mujeres por África. Del lujo arabesco al reciclaje con sentido.

Robert Smith.
Robert Smith.

La consorte ha descolgado del armario un vestido blanco roto de Pedro del Hierro que estrenó en marzo de 2019 para su viaje oficial a Argentina. Poco después se lo volvió a poner en un acto en Sevilla y en junio de 2021 lo recuperaba de nuevo para inaugurar la exposición de Emilia Pardo Bazán en la Biblioteca Nacional.

El vestido no cambia, claro está, pero sí los complementos con los que lo ha actualizado en cada ocasión.

Gtres.
Gtres.

Para su estreno argentino Letizia eligió unos zapatos y una cartera de mano en rojo anaranjado de Magrit, junto unos largos pendientes de perlas. En Sevilla se puso unos salones destalonados de ante marrón con un bolso blanco y marrón, ambos de Carolina Herrera. Para la anterior vez en Madrid, hace un año, decidió arriesgar un poco más con unos salones y una cartera de pitón con tachuelas, de Magrit.

Robert Smith.
Robert Smith.

Así pues, con el lienzo en blanco que supone este vestido, la Reina solo puede innovar por este lado. Esta mañana se ha decantado de nuevo por los tonos marrones: los salones destalonados de Carolina Herrera y el bolso modelo Insignia de Carolina Herrera.

Gtres.
Gtres.

Por cierto, un detalle. Al entrar en el auditorio del edificio Humanidades UNED en Madrid, la Reina Letizia ha ocupado la primera fila, dejando el bolso en el suelo. Un gesto que también solemos verle a la reina Isabel de Inglaterra. Dicen los más supersticiosos que esto no se debe hacer porque ‘se escapa el dinero’… Pero esto demuestra que son solo supercherías.

Robert Smith.
Robert Smith.

El resto del look ha seguido la línea aparentemente discreta, sin llamar mucho la atención. Unos pendientes con forma cuadrada, con un diamante en el centro, han aportado el pequeño brillo al atuendo. También estaba su anillo de Karen Hallam. Melena con raya al medio y lista.

La Reina se despide de la agenda oficial en un tono más relajado tras la visita del emir de Catar, que nos brindó dos grandes estrenos, con el broche de oro protagonizado por su espectacular vestido bordado del diseñador Gabriel Lage en la cena del gala del Palacio Real. Mientras tanto, en La Zarzuela se preparan ya para el esperado regreso del Rey Juan Carlos, previsto para el próximo lunes.