La Reina Letizia se viste de ejecutiva tal y como lo hacía años atrás. Los zapatos de plataforma son la prueba.


La Reina Letizia regresa a sus reuniones habituales en solitario, en este caso con Unicef. Ayer en Toledo y esta mañana de nuevo fuera de La Zarzuela en una jornada en la que, al menos brilla el sol en Madrid. Ya sabemos que las circunstancias meteorológicas siempre hay que tenerlas en cuenta a la hora de salir de casa. Si es así, esta vez Letizia lo tenía todo a favor para alegrarnos el día. La cosa pedía un poquito de color, un poquito de tono… Y lo cierto es que nos ha dado una gran sorpresa, aunque no exactamente la que esperábamos.

Estamos de acuerdo en que para este tipo de reuniones Letizia suele apostar por estilismos de corte ‘working’, a los que en los últimos tiempos ha aplicado una máxima extra de comodidad llevando calzado bajo. Pues bien, hoy se ha elevado sobre sus propias convicciones y ha regresado al tacón. Y no solo eso, ¡también a las plataformas! Unos salones de ante azules de Magrit de esos que tenía mil hace mil años. ¿Puede ser que haya estado rebuscando en el baúl de los recuerdos o qué?

Por otra parte, la reinterpretación del estilo ejecutivo ha ido por una vía clásica que a la Reina hace unos años le gustaba mucho. Con un nuevo jersey fino de punto azul claro, de Hugo Boss, combinado con los pantalones de cuadros con vuelta abajo de Massimo Dutti que lució en su visita a Poreñu, el Pueblo Ejemplar de 2017 (por cierto, con un look calcado a este). Pantalones de cuadros también tiene como para formar un pelotón. Esta vez lo ha llevado sin cinturón.

Gtres.

El top presenta un cuello tirando a barco y se remata en las mangas con volantitos. Por otro lado, como la temperatura acompañaba pues ha decidido quitarse el abrigo, o no ponérselo, y lo llevaba en la mano. Un modelo gris que a la llegada no se ha podido ver, pero sí a la salida, y es uno de corte oversize de Nina Ricci. Y por último, una coleta alta.

Sencillez a tope y un punto antiguo que nos deja pensando. ¿Esto nos gusta? No nos divierte, ¿pero nos gusta? Ahí os dejo para que lo penséis…

Después de esta salida nos preparamos ya para el plato fuerte de la semana, que será mañana tarde, cuando los Reyes asistan a la entrega del premio de periodismo Francisco Cerecedo. El año pasado Letizia dio en la diana con matrícula de honor gracias a un vestido de Dries Van Noten. Esta edición no sé si debemos esperar tanto a tenor de las costumbres de austeridad que practica últimamente, pero mantenemos el espíritu arriba. Por ahora nos quedamos con este look, que al igual que el martes, está en medio y es completamente de paso.