La Reina Letizia se viste de ‘finde’ para salir entre amigos, o casi: la final de monólogos sobre Ciencia Famelab es una de sus citas favoritas.


La Reina Letizia finaliza su agenda semanal de una de las maneras que más le gustan del mundo. Mezclando humor y ciencia en la tradicional final de monólogos Famelab España, que ha vuelto a recuperarse de forma presencial, en una gala celebrada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Es la ocasión perfecta para ella de soltarse y reírse con la ironía inteligente derrochada por los jóvenes participantes. En definitiva, una tarde estupenda para salir de palacio y disfrutar del ambiente. Además lo suele hacer con un código de vestimenta diferente, quizás más potente, como si se preparara para salir con amigos. ¿Ha sido así?

Gtres.

Mitad y mitad. Porque Letizia ha decidido rescatar uno de los modelos más transgresores y modernos de su vestidor. Es de la firma sueca & Other Stories (349 euros) y lo estrenó en febrero de 2019 para asistir a la inauguración de la Feria de Arte Contemporáneo (ARCO). Ya lo veis, lo que llama a primera vista de este modelo es su material, confeccionado enteramente en cuero. Esto ya es toda una declaración de intenciones. Grita ¡caña!

Pero a la vez nos encontramos con diseño actual, atractivo, diferente. Es un vestido de tipo kimono, sobre todo por el cuello de tirilla y por las mangas, bolsillos laterales, ceñido con cinturón ancho con hebilla y amplias aberturas en los laterales. Pese a lo complicado que puede ser fruncir el cuero, la delgada figura de Letizia se lo puede permitir.

La Reina Letizia se lo ha puesto como en su debut, con unos altos y finos salones en color nude de Prada. Muy elegantes. Es difícil acertar para una prenda tan potente como esta, pero estos zapatos son ideales.

Gtres.

Si entonces nos encantó la coletita baja con raya al lado y menchoncito suelto, recogida con un lazo, en esta ocasión Letizia ha vuelto un poco al redil. Se ha decantado por otra coleta baja, con raya al medio y efecto despeinado. Menos cuqui, pero perfecta para una salida de noche. Desde luego que este vestido va mejor con el pelo recogido. La melena oscura con el negro cuero empastarían juntos.

Como la cosa estaba yendo por derroteros demasiado negros, Letizia lo ha contrarrestado con joyas, decidiéndose por sus grandes aros brillantes de Coolook. Un puntazo de luz que además le dan brillo a su bronceado rostro. También por su anillo de Karen Hallam, pero esto no es ninguna novedad.

Casa de S.M. el Rey.

La Reina iba sexy, cañera y moderna. 

Doña Letizia ya se prepara para otra semana intensa. Empezará el martes para clausurar la convocatoria de Proyectos Sociales del Banco Santander, que la llevará al Museo Reina Sofía. Por cierto, a la misma hora su suegra inaugurará el VIII Congreso de Enfermedades Neurodegenerativas, en el Centro Alzheimer de su fundación. Letizia aún tendrá otros tres compromisos más a lo largo de la semana, ¡así que agarrémonos! De momento se marcha al finde vestida de cuero, que ya es bastante.