Los reyes Guillermo y Máxima han decidido salir al balcón de su palacio con sus tres hijas para mostrar su apoyo a los sanitarios con esta iniciativa viral.


En estos tiempos en los que la crisis del coronavirus copa toda nuestra vida, las Casas Reales se ponen manos a la obra. Cada una, a su manera. Lo que todos, reyes, reinas, príncipes y princesas, tienen en común una vez informados sobre la gravedad del asunto, es dar ejemplo, hacer un llamamiento a la responsabilidad de todos y cada uno de nosotros y además tratar de mostrar su apoyo al pueblo, y en particular a todos aquellos que están trabajando duro por frenar la epidemia. Guillermo y Máxima de Holanda no son una excepción. Pero, de momento, hay algo que los distingue, y es que han pasado a la acción directa. Sumándose a iniciativas ciudadanas que han fructificado en países como Italia y España, tanto los reyes como sus tres hijas han decidido salir al balcón…

El resultado es este curioso momento en el que la Familia Real aparece en el balcón de su residencia palaciega, Huis ten Bosch, en La Haya, caída ya la noche, según han compartido en un vídeo subido a sus redes sociales. En él se ve al rey Guillermo liderando al grupo, y su esposa, Máxima, y sus tres hijas, Amalia, Alexia y Ariane, acompañándole en segundo plano. El monarca entonces dirige una breve alocución elevando la voz, en el que agradece la labor del personal sanitario y de emergencias que se están enfrentando cara a cara para combatir  el coronavirus. A continuación, la familia irrumpe en un apasionado aplauso junto a una cacerolada a cargo de las jovencitas. La mayor, la princesa heredera Amalia, es la más efusiva y hace sonar sus tapas de cacerola al tiempo que da un entusiasta grito de ánimo.

Con ello los reyes y sus hijas pretenden acompañar de alguna manera a su pueblo en estos momentos difíciles. Aunque en los Países Bajos aún no se han decretado medidas tan estrictas como en España, sí están recomendando encarecidamente que se restrinjan las salidas al máximo y se observen todas las precauciones que indican las autoridades sanitarias. La propia Familia Real es la primera en hacerlo.

Ayer la Casa Real anunciaba que los reyes y sus hijas están en periodo de cuarentena tras sus vacaciones invernales en la estación de esquí austriaca de Lech. Así rezaba el comunicado oficial: «Sus Majestades el rey Guillermo y la reina Máxima y sus hijas practican la distancia social en relación con el coronavirus COVID-19 durante sus recientes vacaciones de invierno en Lech, Austria. En el municipio de Lech, en el estado federal de Voralberg, hay cinco casos confirmados de infectados, de los cuales la fuente no está clara. En tales casos, se recomienda no mantener nuevos contactos y limitar los existentes durante dos semanas».

Para evitar riesgos innecesarios, la Familia Real permanecerá recluida en su palacio al menos hasta el próximo 21 de marzo. Eso significa que Guillermo y Máxima han tenido que cancelar los compromisos de su agenda oficial hasta nueva orden. Recordemos que los reyes se hicieron acompañar en esa ‘semana blanca’ por la madre del monarca, la princesa Beatriz; además de su hermano, el príncipe Constantin, la esposa de este, la princesa Laurentien, y sus tres hijos. Aunque no ha habido palabras referidas a estos familiares, es de suponer que también ellos estarán guardando medidas de confinamiento.

Nada hacía suponer la que se avecinaba cuando toda la familia posaba relajada y especialmente divertida durante este tradicional posado invernal. La complicidad entre Guillermo y Máxima, y los gestos de cercanía del monarca con su hija mayor casi hicieron derretir la nieve…

Poco después, la semana pasada, los reyes cumplían con una Visita de Estado a Indonesia, que decidieron llevar adelante pese a que muchos de otros monarcas ya estaban cancelando planes en el extranjero. A su regreso tuvieron conocimiento de que dos ministros de Sumatra, con los que habían tenido contacto directo, estaban en cuarentena ante un posible contagio de coronavirus. Este dato también ha debido tenerse en cuenta para recomendar su aislamiento.

MENSAJE DE APOYO A LOS SANITARIOS

Ya el pasado lunes, Guillermo y Máxima hacían llegar un primer mensaje de apoyo a los profesionales sanitarios, aunque en esa ocasión fue por escrito. En él manifestaban su emoción por la «solidaridad generalizada», sobre todo en lo que respecta al cuidado de los mayores.

De momento, los reyes y sus hijas harán todo lo que puedan para no aburrirse en ‘casa’. En este vídeo están con ropa informal: el soberano con una chaqueta de punto, Máxima con abrigo, y sus hijas con sudaderas y abrigos también para afrontar el frío. Recordemos también que el coronavirus ha obligado a suspender la celebración oficial de Guillermo, el tradicional Día del Rey, que hubiera sido el próximo 27 de abril, en la ciudad de Maastricht. Se pospondrá para más adelante, por lo que las velas de su 53 cumpleaños muy posiblemente las sople en su residencia.

AISLAMIENTO EN PALACIO

La Familia Real se mudó a principios del año pasado al histórico palacio de Huis Ten Bosch, después de una larga reforma de sus instalaciones que no fue ajena a la polémica por alto coste de 63 millones de euros. Esta es la residencia oficial del monarca holandés desde 1981, cuando se trasladó a vivir la entonces reina Beatriz con su marido y sus tres hijos. Es decir, que el propio Guillermo se crió aquí desde su adolescencia. Su belleza y sus amplios espacios y jardines seguramente les hagan más llevadera esta cuarentena.