Si hay una piel que envidiamos, es la de las francesas. Y es que siempre lucen una tez suave, joven y llena de luz. Pero ojo, porque esto no se consigue como por arte de magia, más bien su secreto reside en alimentarse bien y apostar siempre por cosméticos que combatan los signos de envejecimiento de forma natural.

El ritual de limpieza es fundamental para ellas. Sin embargo, en nuestro país (sin querer generalizar) solemos dedicarle un buen rato al maquillaje, pero a la hora de llegar a casa, con frecuencia nos puede más la pereza y el cansancio que las ganas de cuidar la piel y acabamos simplemente lavándonos la cara o retirando el make up con toallitas. ¡Error! Si no limpiamos el rostro cada día correctamente los restos se irán acumulando y la piel envejecerá notablemente.

Pero no solo la limpieza facial es clave para las francesas, también la hidratación es imprescindible. Y es que un rostro de porcelana y libre de imperfecciones solo se logra con constancia, o lo que es lo mismo, hidratando y nutriendo el rostro día y noche. Y apunta, porque ahora nos han desvelado su secreto mejor guardado: cuál es el ingrediente infalible de sus cosméticos. ¡El veneno de abeja!

Confirmado: el activo más potente de las cremas de las francesas es el veneno de abeja

Ninguna mujer es inmune al paso del tiempo y cualquiera puede sucumbir ante los eficaces efectos del bótox o del ácido hialurónico. Pero, a diferencia de otras, las francesas no sueñan precisamente con la cirugía, ellas prefieren utilizar productos antiedad desde una edad temprana. Uno de los más inesperados es, sin duda, el veneno de abeja.

Se trata de uno de los últimos descubrimientos. Además de mantener la elasticidad y firmeza de la piel, tiene un efecto de relajación muscular similar al de la toxina botulínica, disminuyendo eficazmente patas de gallo, líneas de expresión y arrugas. Pero no solo eso, las sustancias que contiene este veneno, como la melitina, la fosfolipasa o la apamina, sirven para desinflamar la piel cuando se ve afectada por el acné, al igual que ayuda a cicatrizar las marcas que deja. ¿Necesitas más motivos para probarlo? Muchos de los cosméticos ya están incluyendo veneno de abeja entre sus activos: cremas hidratantes, contornos de ojo, sérums y boosters…

Tallo de naranja, el otro gran desconocido

Y si hay otro gran ingrediente que también utilizan las francesas y debes incluir desde ya en tu rutina beauty ese es el tallo de naranja. ¿El motivo? Sus células madre provienen de una de las frutas cítricas que más vitamina C, betacarotenos y ácido fólico contienen. Por todo ello este principio es capaz de renovar la dermis en profundidad, prevenir los signos de envejecimiento y mejorar el microrelieve de la piel. Además estas células también contienen aminoácidos, especialmente, prolina y betaína, así como azúcares, péptidos y proteínas, que son capaces de conseguir la elasticidad de una piel hasta 10 años más joven.

Sigue bajando, te proponemos 4 cosméticos que han demostrado su eficacia.