Los tratamientos con vitamina C, como el sérum que ha probado Mar Flores, tienen múltiples beneficios para la piel si sabemos cómo usarlos. Toma nota de estas indicaciones para incluirlo en tus rutinas faciales


Se ha convertido en uno de los ingredientes estrella en cosmética y está presente en muchas formulaciones, pero aún hay quien aún no conoce los beneficios que tiene para la piel. Mar Flores ha probado estos días un sérum de vitamina C que ejemplifica bien cómo este ingrediente está presente en algunas de las líneas más innovadoras. Si aún no sabes para qué sirve, te contamos lo que hace en la piel y cómo puede ayudarte.

¿Para qué sirve la vitamina c de la que es fan Mar Flores?

Estamos acostumbrados a escuchar hablar de la vitamina C para la dieta. Los cítricos, como el limón, la naranja o la mandarina son ricos en esta vitamina hidrosoluble y los médicos nos recomiendan incluirlos en nuestra dieta para mantenernos saludables puesto que es muy necesaria para la reparación de tejidos y para el crecimiento. Pero de uso en cosmética sabemos menos.

Además de ingerirla, esta vitamina se está convirtiendo en un ingrediente infalible en los tratamientos que buscan renovar la piel y mantener su juventud. Según dicen desde los laboratorios cosméticos, es un ingrediente muy útil para recuperar la luminosidad de la piel pero también para mejorar su textura.

Eficaz en las pieles maduras

Sus efectos antiedad son también reconocidos, porque es un potente antioxidante y sirve, igual que ingerida, para reparar los tejidos, dando un aspecto más uniforme a la piel. Fomenta la producción de colágeno, lo que hace que la piel no pierda textura ni elasticidad y la ayuda a luchar contra los radicales libres.

Las pieles más jóvenes no se verán perjudicadas por la utilización de vitamina C como tratamiento, pero suele ser más eficaz en las pieles más maduras precisamente porque suelen acusar más esa falta de luminosidad y también la pérdida de colágeno.

La vitamina C, el sol y otros componentes

Este ingrediente, que lleva tanto tiempo incluido en nuestra dieta ha llegado recientemente a la cosmética y hay quien advierte de algunas precauciones a la hora de usarlo, aunque no todos los expertos están de acuerdo. Hay quien afirma que la vitamina C es fotosensible y que, por tanto, debemos aplicarla mejor por la noche para que no nos salgan manchas con el sol.

Sin embargo, otros aseguran que la vitamina en sí es fotosensible, pero que no provoca ese efecto en la piel, por lo que puede utilizarse tanto durante el día como por la noche. Por si acaso, la precaución nunca está de más, y en cualquiera de los casos, debemos terminar nuestra rutina facial diaria con una buena protección solar y lo mejor es evitar exponerse al sol en exceso. Así evitaremos males mayores.