Siéntete como una sirena con la selección de las mejores bombas de baño con las que cuidar tu piel y dedicarte unos minutos de relax.


Las bombas de baño son uno de los productos que más relajan después de un día de trabajo ajetreado. Lo mejor es que cada día sus formatos y fórmulas van mejorando. Ahora las bombas de baño parecen deliciosas chuches y no solo por su aspecto colorido y fantasioso, sino por sus olores e ingredientes nuevos. Aquí te hacemos una selección de las mejores bombas de baño y te contamos qué sorpresas y beneficios te aportará cada una.¡Hay millones!

Las bombas de baño con olores y flores te ayudarán a relajarte en tus días de más estrés

La originalidad en las bombas de baño no tiene fronteras, y es que la última moda en estos productos de belleza es añadirle flores con fragancia como pétalos de rosa, margaritas secas, o jazmín. Algunas de ellas tienen propiedades especiales para calmarnos antes de acostarnos como la lavanda y la violeta, plantas muy usadas desde tiempos inmemoriales para sumirte en el mundo de los sueños. Pero el mundo de los olores es muy amplio y puedes encontrar cientos de ellos: plátano, vainilla, cítricos, canela, etc.

En algunas marcas han optado por añadir pigmentos y purpurina para teñir el agua de tu bañera de tonos inimaginables, el brillo de la fina purpurina a veces se pega a nuestro cuerpo creando esos reflejos satinados que tanto nos gustan.

Otra de las novedades es incluir en su interior otros productos para cuidar tu piel, como por ejemplo la gelatina corporal, que hidrata en profundidad y deja tu piel especialmente suave y luminosa.

Además, algunas marcas, como Lush han creado las bombas de ducha, que tienen una duración mayor, solo tienes que pasártelas por el cuerpo para impregnarte de sus suaves y seductores olores. Es genial para las que no tenemos bañera, una vez la has utilizado, puedes guardarla para la siguiente ducha, y listo. Descubre tu bomba de baño preferida entre la lista que te traemos y crea galaxias de color y estrellas en las aguas de la bañera de tu casa, o … de tu plato de ducha.