Entre los cosméticos que tiene el neceser de Amelia Bono, se esconde un diamante en bruto en forma de crema antiarrugas que cuesta algo más de cinco euros y es mejor que una de lujo


Si estás buscando una crema antiedad, te damos una idea apetecible y económica. Gracias a Amelia Bono hemos descubierto un aliado beauty para empezar abril con la mejor cara posible. La hija de José Bono ha desvelado que en su rutina de día de noche confía en un cosmético, para prevenir y reducir la formación de arrugas, que es popular por su inmejorable calidad-precio.

La crema de día de Amelia Bono promete reducir las arrugas en cuatro semanas

Amelia siempre nos pone al día de todas las novedades del mundo de la cosmética. Su última revelación es la crema de Nivea Q10 Antiarrugas Power. Gracias a ella luce un rostro impecable siempre. Con este producto ha conseguido mejorar la calidad de su piel como por arte de magia y lo mejor es que cuesta solo 6 euros. Tiene coenzima Q10 que proporciona una acción antiarrugas durante 24 horas.

Cuida las células de la piel contra el daño causado por los radicales libres y los agresores externos. Además, su fórmula con creatina activa las fibras reafirmantes de la piel. Y, lo más importante, con protección FP15. Esto significa que la piel puede estar expuesta a los rayos ultravioleta sin presentar quemadura 15 veces más tiempo que la misma piel sin protección solar. ¿Un plus? En una semana la piel se encuentra visiblemente más firme en un 21% y las arrugas se reducen, según revela un estudio llevado a cabo en 2020 con 47 mujeres.

Y para la noche…

Nivea Q10 Power Antiarrugas cuidado de noche. Esta crema cuida y regenera la piel mientras dormimos, que es cuando está más receptiva. También, aumenta el nivel natural de Q10 presente en la piel, combate las arrugas desde el interior y alisa la piel visiblemente. La carta de presentación de este producto no hace más que mejorar al leer el precio en su etiqueta: 6,73 euros.

¿Qué papel tiene la coenzima Q10 en nuestra piel?

Más allá de su precio, para la dermatóloga Dra. Segurado, el gran valor de estas crema se encuentra en la fórmula: «La coenzima Q10 es impredecible para la vida», asegura. La experta explica además que el defecto o ausencia de la misma produce que disminuyan todas las funciones celulares y que afecte a los órganos de más alto rendimiento como los pulmones, el corazón, los riñones y la piel, que es nuestro órgano más grande.

Esta sustancia química cumple dos funciones fundamentales. Por un lado, proporciona una 95% de la energía que las células necesitan para crecer, para protegerse y para regenerarse y, por otro lado, tiene una función antioxidante neutralizando los radicales libres que aceleran el envejecimiento.

Mientras somos jóvenes la coenzima Q10 se produce en cantidades suficientes como para suministrar esa energía a las células y que cumplan sus funciones. Pero a partir de los 25 años, la coenzima empieza a disminuir y la necesitamos para mantenerla joven.