Cada día nos vemos de forma diferente, incluso con estilos distintos porque no todas las jornadas nos sentimos igual, ni tenemos los mismos compromisos ni obligaciones. La manicura y pedicura es la que nos acompaña en cada uno de estos momentos: según tus objetivos y la agenda del momento elegirás un diseño u otro. Está claro que todas necesitamos inspiración y María José Suárez nos lo pone fácil con una ‘manipedi’ que se adapta a cada momento y circustancia y además es ELEGANTÍSIMA.

La diseñadora lleva un color burdeos clásico en las manos y también en los pies. Es un tono perfecto si lo que deseas es presumir de un halo de seguridad y confianza en ti misma. Sabemos que cuando veas lo bonito que queda te seducirá al instante. Con un diseño limpio y sofisticado, están pensadas para llevar las uñas arregladas en el día a día y también para celebrar los momentos más especiales como una boda o cualquier otra celebración formal. Además, aporta un toque muy femenino.

María José apuesta por el burdeos: un color minimalista y práctico

Para el diseño de las manos se ha decantando por el ‘menos es más, con una creación muy sutil. María José lleva las puntas redondeadas y decoradas al estilo francesa, pero versionada con una línea en color burdeos brillante en la punta de la uña sobre una base nude. No lleva las uñas ni largas ni cortas. En definitiva, son sencillas y sobre todo, fáciles de manejar para las mujeres como ella que pasa horas delante al ordenador tecleando y necesitan unas uñas prácticas y cómodas.

Para los pies ha elegido el mismo noto pero en su versión más minimalista, con las uñas lisas y completamente limpia. Sin duda, es uno de los colores cálidos más favorecedores porque es muy fácil de hacer en casa, es un tono atemporal y queda bien a todo el mundo. Además, REJUVENECE mucho. En otras palabras, no hay nadie que se le resista.