La joven influencer, que pronto será madre por segunda vez, ha elegido la manicura más bonita y simple que hemos visto este verano. ¡Y que debes copiar!


Después de unas semanas de idílicas vacaciones entre Ibiza y MarbellaLaura Matamoros ha vuelto a su Madrid para retomar sus compromisos profesionales y volver un poquito a la vida real. La joven ha estado de playa en playa disfrutando de la brisa marina y del solecito y ahora, sobre el asfalto y entre edificios de varias plantas, ha vuelto con su rutina diaria en la capital. Eso sí, no antes sin pasar por su centro de belleza de confianza, Santum Estética, para retocarse las uñitas y hacerse una nueva y sorprendente manicura. En esta ocasión, como buena influencer que es, haciendo partícipes a todos sus fans a través de Instagram y pidiendo a sus seguidores que eligieran la manicura que más le gustaba para ella.

La manicura más sencilla y bonita ¿que han elegido los seguidores de Laura Matamoros?

Posando con solo dos uñas pintadas en las redes sociales, una con un discreto detalle plateado y otra en dorado; Laura Matamoros preguntaba a sus followers que cuál de los dos diseños les gustaba más, si el plata o el oro. Una duda a la que la mayoría de sus fans (casi un 60% de ellos) respondieron que preferían la opción dorada. Sin embargo, la exganadora de GH VIP quiso hacer oídos sordos a esta decisión y acabó eligiendo la manicura que ella personalmente más le gustaba. «Quiero que deciros una cosa y es que no os he hecho ni caso en la encuesta y me he puesto las plata que me flipan así las uñas»; se justificaba tras su elección a través de stories. Y lo cierto es que, en este caso, tenemos que darle la razón. ¡La manicura no puede ser más ideal!

Su elección no es otra que un esmaltado sencillo pero con un precioso detalle que hace que las uñas sean ideales para cualquier ocasión. Y es que las uñitas así de discretas funcionan a la perfección para el día a día pero también para las noches más especiales; pues presentan un toque festivo que no puede gustarnos más. Y este, por decisión de la propia Laura Matamoros, es en color plateado. Se trata de un diseño simple cuya base imita el color natural de la uña con un favorecedor nude ligeramente satinado a la que ha añadido una finísima línea horizontal en color plata. Un detalle flamante que da ese toque festivo que sienta tan bien en las noches de verano; pero que resulta, al mismo tiempo, lo suficientemente comedido como para lucirlo día tras día.