El pasado 27 de diciembre, Laura Matamoros daba a luz a su segundo hijo, Benji Jr. Ahora, tras las Navidades, comienza su recuperación postparto


Las últimas semanas han sido de ensueño para Laura Matamoros. El pasado 27 de diciembre daba a luz a su segundo hijo, Benji Jr., fruto de su relación con Benji Aparicio. La influencer ha disfrutado de unas Navidades muy agitadas con la llegada del hermanito de Matías, e incluso ya ha realizado su primer viaje con sus dos pequeños. Laura ponía rumbo a el Valle de Arán para disfrutar de unos relajados días en la nieve junto a su familia. Eso sí, todo no ha sido de color de rosas. Y es que durante los primeros días después de dar a luz sufría una fuerte mastitis, que le ha provocado fuertes dolores. Sin embargo, le ha puesto una sonrisa a la ocasión y ha disfrutado de estos primeros días como madre por segunda vez. Eso sí, una vez que ha echado el cierre a las vacaciones de Navidad, es hora de ponerse las pilas y recuperar su silueta.

Laura Matamoros se mete en una cápsula para eliminar toxinas

Laura Matamoros desveló que durante el primer embarazo llegó a engordar hasta 30 kilos. Por este motivo, en este segundo se ha cuidado más y ha estado más pendiente del peso. Sin embargo, como causa natural, tras dar a luz se quedan esos kilitos de más que Laura Matamoros ya se ha puesto manos a la obra para perder y recuperar su figura. La influencer ha acudido a su centro de belleza de confianza para someterse a un innovador tratamiento détox dentro de una cápsula. Sí, habéis leído bien. En una cápsula. Este revolucionario tratamiento tiene el nombre de ‘Fotonterapia‘. Se trata de una cápsula que se pone a 60 grados y detoxifica el cuerpo eliminando toxinas. «La sensación es increíble», ha confesado Laura.

Algunos de los beneficios de esta terapia, tal y como indican en la página web del centro de belleza de Laura, son los siguientes: «activan las moléculas de agua de nuestro cuerpo; calientan y eliminan grasas, residuos químicos y toxinas de nuestra sangra, reduciendo la acidez; mejoran el flujo sanguíneo; mejora el sistema nervioso; mejora la llegada de nutrientes al interior de la célula: tiene propiedades antiinflamatorias; mejora sistema inmune; mejora la actividad de las células de la piel proporcionando tersura e hidratación; y tonifica energéticamente el organismo».

Además de tratamientos en cabina, Laura tiene unos hábitos de vida saludables

Tal y como aseguran desde a clínica, «Bioptron es un sistema de terapia de luz desarrollado para la optima penetración de la luz en los diferentes niveles de la piel ayudando a la máxima bioestimulación celular y recuperación de tejidos». Este tipo de tratamientos sumados a una dieta saludable y a practicar ejercicio de manera continúa hacen que los resultados sean increíbles.