La cantante ha vuelto a sorprendernos con una nueva imagen, en la que rinde imagen a su admirada Beyoncé


Cada una de las nuevas imágenes que vemos de Adele sorprende y revoluciona a sus millones de seguidores. Si hace unos meses era con un vestido mini negro ceñido, en el que presumía de su nueva silueta para celebrar su 32 cumpleaños, ahora lo ha vuelto a hacer con una fotografía en la que aparece más natural que nunca, y todavía más delgada.

La cantante aparece en el salón de su casa delante del televisor donde está viendo Black is King, el nuevo álbum visual de su admirada Beyoncé, inspirado en la película El rey León. Adele ha querido rendir un homenaje a la artista luciendo un top ceñido, muy parecido al body que lleva la propia Beyoncé en el vídeo, donde muestra que todavía su figura está más estilizada que meses atrás. También con sus palabrasdeja patente su gran admiración por la cantante de Crazy in Love: «Gracias Reina por hacernos sentir a todos tan amados a través de tu arte».
Además, en una imagen inédita en ella, aparece con el pelo más largo, rubio y rizado y sin una gota de maquillaje. Una foto de lo más impactante que ha desconcertado a sus millones de fans.

División de opiniones

Mientras que a unos esa imagen tan juvenil de la artista les ha encantado, otros no se muestran tan benévolos y prefieren la Adele de antes, por que aseguran que «esta Adele ya no se parece en nada a Adele».
Y realmente es que de la artista británica que saltó a la fama en 2008 con su primer álbum apenas queda nada. Su transformación física ha sido espectacular, llegando a perder más de 70 kilos. Una férrea disciplina de ejercicios físicos y la dieta Sirtfood son los culpables de este cambio radical que no parece convencer a todos.