La modelo se ha convertido en toda una gurú del yoga, pero su alimentación también despierta la curiosidad de sus seguidores. Estas son algunas de las recetas para un desayuno saludable que ha compartido Vanesa Lorenzo.


La modelo Vanesa Lorenzo es quizá uno de las mayores defensoras de la vida sana de nuestro país. Lo hace practicando con el ejemplo, porque lleva años practicando yoga y también apostando por una alimentación lo más sana y enfocada en lo natural que puede y deja buena muestra de ello en las redes sociales, donde estos días, además comparte algunos de sus desayunos para que podamos tomar nota.

Una gurú del yoga

Aunque Vanesa Lorenzo siempre recalca que la práctica del yoga es algo que uno practica para lograr el bienestar físico y mental y no tiene nada de competición, lo cierto es que después de tantos años de práctica ella ya es toda una experta. De hecho tiene un par de libros en el mercado sobre cómo aproximarse a la práctica de esta disciplina y de vez en cuando muestra algunos de las asanas que ella practica en casa.

Del mismo modo que esos ejercicios han llamado la atención de sus seguidores también lo han hecho sus platos. Porque la modelo de vez en cuando va dejando pinceladas de su alimentación, en la que priman las frutas, las verduras y los alimentos no procesados de manera industrial. Todo buscando lo natural y procurando darle al cuerpo los nutrientes y vitaminas que necesita.

Una dieta sana y basada en lo natural

Los platos que va compartiendo de cuando en cuando se han convertido en un éxito entre sus seguidores, que han acogido encantados las últimas que ha hecho: tres propuestas de desayunos que son diferentes entre sí y que se salen de la propuesta habitual en muchos hogares.

El primero de ellos tiene como centro un yogur de soja acompañado con semillas de chía. A esto suma un buen puñado de higos y otro de arándanos, que son una fuente de vitaminas y además son muy diuréticos. El yogur puede sustituirse perfectamente por un yogur natural de leche de vaca, siempre y cuando no seamos intolerantes a la lactosa, y con él se aporta al organismo bacterias beneficiosas para nuestro intestino.

Un poco de proteínas e hidratos de carbono

El segundo desayuno que propone Vanesa Lorenzo contiene hidratos de carbono y proteínas, para introducir también estos nutrientes en la dieta. Lo hace una tostada, eso sí, de trigo integral, a la que añade gomasio (un condimento de origen japonés que se elabora a base de semillas de sésamo y sal) y un huevo. El huevo lo cuece durante siete minutos y le pone un toque aceite de oliva virgen extra para finalizar.

Acompaña esta tostada con una infusión de Roiboos con una cuchara de ashwagandha. El roiboos es una raíz de origen africano que se ha popularizado ya en todo el mundo en forma de infusión y la ashwagandha es una planta que también se conoce como gingseng indio o Witania. Se utiliza mucho en los platos ayurveda y aunque hay quien le atribuye propiedades beneficiosas para el organismo, las personas con hipertiroidismo o durante el embarazo deberían abstenerse de tomarla.

El tercer desayuno se hace a base de avena cocida en agua. Vanesa añade al agua de la cocción una ramita de canela, lo que le aporta matices y sabores sin sumar calorías. A esta avena le pone como colofón unas fresas, que le dan ese punto ácido que tan bien encaja. Lo acompaña todo con una infusión de jengibre, una raíz también de origen asiático.