Aunque le ha costado (y mucho), Ana Obregón ha hecho las maletas y ha puesto rumbo a su casa de Mallorca para desconectar y descansar en compañía de unos amigos. Allí está aprovechando para dar tranquilos paseos y disfrutar de inolvidables cenas a la luz de la luna. Por supuesto, no hay plan en el que no se acuerde de su hijo, Álex Lequio, que falleció el 13 de mayo de 2020 a causa de un cáncer contra el que estuvo luchando durante dos años. «26 meses sin ti. Eres eterno. Estoy esperando a la luna para regalártela, estés donde estés», escribía la actriz en Instagram junto a varias preciosas fotografías de Álex.

La bióloga, como decimos, está aprovechando estos días en la isla para llenarse de paz. Pero, como el resto de las mortales, también en vacaciones se relaja y disfruta del placer de comer lo que le apetece. Y es que… una vez al año no hace daño, ¿no? Además, Ana cuenta con una genética privilegiada y con un cuerpazo de infarto, así que no tiene que preocuparse demasiado por la báscula. ¿Quieres saber qué delicatessens está degustando? Pues ahora acaba de desvelarnos uno de sus desayunos favoritos. Y ya te adelantamos que se te va a caer la baba…

Ana Obregón nos descubre su desayuno más irresistible

Los expertos afirman que el desayuno es la comida más importante del día. Y durante el año todos intentamos hacerlo bien: fruta fresca, tostadas integrales, tortilla francesa, avena… Pero en vacaciones nos apetece darnos un capricho y comer cosas que solemos tener como ‘prohibidas’. Y Ana Obregón no iba a ser una excepción.

La presentadora ha disfrutado de una buena ensaimada, el dulce más representativo de la repostería mallorquina. ¡Y vaya pinta! Eso sí, no le ha faltado un café para acompañar esta delicia y empezar el día con las pilas bien cargadas.

Y tú, ¿crees que te puedes permitir este lujo en tus vacaciones? 😜