La colaboradora de Viva la vida ha acudido a una clínica estética para poner una parte de su rostro a tono ante el verano


Hace unos días Irene Rosales viajaba a Bilbao con toda su familia para asistir a la primera comunión del hijo que Kiko Rivera tuvo durante su relación con Jessica Bueno, y que no ha estado exenta de polémica. La colaboradora de Viva la vida estaba fantástica con un sencillo taje pantalón de sahariana amarillo y un look beauty muy natural. Aunque seguro que preparó perfectamente su piel para un día tan especial, a su vuelta a Sevilla ha vuelto a pasar por su clínica de confianza para someterse a un pequeño retoque para refrescar el rostro y estar impecable ante las vacaciones.

El pasado mes de abril Irene volvió a pasar por el quirófano para una nueva intervención de pecho en la que le reemplazaron las prótesis del pecho que le habían colocado en 2017, tras el nacimiento de su hija Ana, y que se habían deteriorado. Además, los médicos aprovecharon para quitarle una acumulación de líquido que le se habría formado en el pecho derecho. En esta ocasión ha sido mucho más sencillo, se trata de uno de los tratamientos a los que recurre cada cierto tiempo para combatir las señales del paso del tiempo en su rostro.

El retoque para unos labios más voluminosos y jugosos

Irene ha acudido a la clínica Doctor Ortiz y, aunque no ha explicado el retoque al que se ha sometido, y solo se ha limitado a decir sobre la foto que ha subido a sus redes «una pista de lo que hoy me ha hecho el doctor», unas infiltraciones en sus labios nos dan la pista. Irene habría recurrido a algunos de los tratamiento más demandados para los labios: aumento, perfilado o hidratación. Con todos ellos se busca unos labios naturales y sin cambiar la expresión del rostro.

Ya han pasado los tiempos de la exageración y los labios antinaturales. Ahora el retoque para dar más volumen a esta zona se realiza con infiltraciones de ácido hialurónico, con el que se logra el efecto totalmente natural, aunque no es permanente. Por ello, cada cierto tiempo hay que volver a repetirlo.
El Lip Refresh es otro de los tratamientos que también se realiza con ácido hialurónico. Se infiltra en la mucosa labial para hidratar el labio y darle el color natural que ha perdido con el paso del tiempo. Su efecto es muy favorecedor, ya que devuelve a los labios ese aspecto hidratado y joven. No aporta volumen.

También el perfilado labial es otra de las técnicas más demandadas en esta parte del rostro. El objetivo de esta técnica es definir los labios como si de un delineador se tratara pero de forma natural. Con el producto elegido, se perfila el contorno natural de los labios aportando definición y devolviendo la hidratación que suele ser algo muy común cuando se pierde color en el perfil.
¿A cuál de ellos se habrá sometido Irene Rosales?