Conseguir que el tono dorado permanezca en tu piel por más tiempo es posible con estos sencillos consejos.


Son infinitas las virtudes de prolongar el bronceado. La primera es que nos proporciona un aspecto sano y descansado. Disimula pequeñas cicatrices y marcas. Incluso mejora la apariencia de la piel de naranja… el bronceado favorece de manera indudable. Y no es de extrañar que queramos prolongarlo. ¿Cómo podemos conseguirlo?

Prolongar el bronceado es posible

En primer lugar, preparando la piel con anterioridad. Una buena exfoliación integral y una hidratación intensa son el mejor comienzo. Durante la exposición, las reglas de oro son de sobra conocidas por todos. Además de una fotoprotección solar adecuada no olvides el   uso de lociones aftersun que contengan principios activos calmantes y nutritivos. Incluso, puedes emplear agentes prolongadores del bronceado. También es una nueva opción elegir un aftersun qua además de calmar, hidratar, y prevenir el fotoenvejecimiento, contenga vitamina C, carotenos y provitamina A. estarás estimulando la producción de melanina, y por lo tanto, conseguirás prolongar el bronceado de manera saludable para tu piel. 

Son infinitas las virtudes de prolongar el bronceado

¿Más? Sí, recuerda que los alimentos ricos en betacarotenos, precursores de la melanina, también contribuyen a mantener el dorado. La zanahoria, el melocotón, la calabaza, el tomate o el pimiento son una buena elección. Son grandes aliados del bronceado de larga duración; además, puedes ayudarte con la nutricosmética solar. ¿Qué nos aporta? los oligoelementos que la piel necesita para elevar y mantener las defensas solares; incluso, existen ya cápsulas que tienen un suave efecto autobronceador. Tampoco puedes olvidar que 30 minutos diarios de exposición solar, , siguen estimulando a los melanocitos para producir melanina.

Recuerda que los alimentos ricos en betacarotenos, precursores de la melanina, también contribuyen a mantener el dorado.

No dejes de lado la cosmética autobronceadora

Se ha convertido en un recurso cada vez más empleado. El uso de los autobronceadores, ¿el motivo? Contienen fórmulas “inteligentes” que nos permiten conseguir un tono realmente bonito y uniforme. Los hay incluso que evitan las antiestéticas estrías. Además contienen sustancias que nos ayudan a combatir los radicales libres. Es el caso de la quercetina. Se trata de una sustancia autobronceadora que combate los radicales libres. La piel del rostro y del cuerpo adquieren una buena hidratación y cuidado.  Además de ser un magnífico antioxidante, alisa, calma y mejora la elasticidad y tono de la piel.