Alejandra Rubio se apunta a la ortodoncia invisible para conseguir una sonrisa perfecta sin necesidad de recurrir a los brackets.


Desde que conocemos a Alejandra Rubio hemos vivido con ella una gran transformación física. Hemos visto diferentes cambios de imagen: desde su color de pelo hasta su delgadez, por la que alguna otra vez fue cuestionada. También hemos seguido de cerca los diferentes retoques estéticos y tratamientos de belleza a los que se ha apuntado para conseguir la imagen deseada. Ahora, que además está en televisión, se preocupa mucho más por la imagen que se plasma de ella. Por este motivo, ha decidido dar un paso más en su transformación y someterse a un nuevo retoque estético, que también es beneficioso para la salud.

La hija de Terelu Campos ha acudido al dentista para someterse a una limpieza bucal y posteriormente apuntarse a la ortodoncia invisible gracias a las nuevas férulas de Invisaling. Ha sido el propio dentista quien ha querido compartir la noticia con todos los seguidores de la colaboradora de televisión: «Le vamos a colocar una ortodoncia invisible», anunciaba mientras Alejandra se encontraba postrada en el sillón dental.

Alejandra Rubio quiere conseguir una sonrisa perfecta

Aprovechando que es tiempo de mascarillas, muchas personas aprovechan que la mayor parte del tiempo llevamos la boca tapada para someterse a los tratamientos dentales que requieran. Algo que también habrá pensando Alejandra Rubio a la hora de colocarse la ortodoncia invisible. El precio de este tratamiento rondaría entre los 3.500 – 4.000 euros, según necesidades y tiempo del que se requiera llevarlo puesto.

Lo cierto es que parece que Alejandra Rubio no estaría muy conforme con su sonrisa, ya que son contadas las ocasiones en las que aparece sonriendo en las publicaciones de su perfil de Instagram como es el caso de la foto anterior. Ahora, la hija de Terelu Campos quiere sentirse cómoda también con su sonrisa y ha confiado en la ortodoncia invisible para ello. Su dentista nos ha hablado sobre ello: «Una de las ventajas que tiene, además de que es poco molesta y muy estética, que es lo que más llama la atención a los pacientes, es que es muy predecible. Sabemos de donde partimos y donde acabamos. Todo eso va a terminar en un buen diseño de sonrisa», ha asegurado.

¿Qué es la ortodoncia invisible?

Se trata de una alternativa al tratamiento de ortodoncia convencional que siempre hemos conocido como brackets. Con este tipo de tratamientos se pueden solucionar algunos problemas dentales como apiñamiento, diastemas o sobremordida sin necesidad de lucir los antiestéticos brackets metálicos. Además, también se puede conseguir una sonrisa perfecta y completamente alineada.

Inevitablemente, una de las grandes ventajas es la estética, ya que al ser transparentes son invisibles a simple vista. Otra es que son mucho más cómodos produciendo un movimientos de los dientes mucho más suave. Por si fuera poco, los alineadores son removibles y deben retirarse para comer y así no dañarlos. Incluso para cepillar los dientes permitiendo así mantener una mejor higiene bucodental. Este tipo de tratamientos suele durar de 9 a 18 meses, aunque depende de cada caso.